Publicado: 03.10.2014 16:13 |Actualizado: 03.10.2014 16:13

El FROB ha detectado 20 irregularidades en las cajas nacionalizadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha detectado "aproximadamente 20" irregularidades en las cajas que fueron rescatadas por el Gobierno con "aproximadamente 40.000 millones de euros". Así lo ha desvelado este viernes el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, que ha reconocido que la polémica de las tarjetas fantasma de Bankia le "revuelve el estómago".

Después de que la Fiscalía Anticorrupción pidiera a la Audiencia Nacional investigar a 86 consejeros y directivos de Caja Madrid que cargaron gastos privados en sus visas de empresa, De Guindos ha insistido en que "el que pone en conocimiento del fiscal esta operatoria es el mecanismo de resolución del Gobierno". "El FROB tiene instrucciones del Gobierno de colaborar y ser absolutamente transparente y si tiene conocimiento de que existen prácticas potencialmente irregulares inmediatamente debe acudir a la Fiscalía y eso es lo que ha ocurrido", ha añadido.

Además, ha adelantado que la de Bankia no es la única irregularidad que la Administración ha detectado en las entidades nacionalizadas como Catalunya Caixa o Caixa Galicia. "Existen aproximadamente 20 operaciones que se han remitido al fiscal", ha explicado, advirtiendo primero que "mejor que opiniones", daría datos. Sin embargo, el titular de Economía no quiso especificar más detalles al respecto.

Lo que sí anunció fue que el FROB "estará personado en la causa de Bankia". "Tiene instrucciones para intentar recuperar todo (el dinero) que pueda", sentenció sin mostrar grandes esperanzas en que ello vaya a producirse. A la pregunta de si el uso de tarjetas ocultas para gastos privados era una práctica habitual en los sectores económicos, De Guindos negó con rotundidad y dijo entender la indignación de los ciudadanos. "El primero al que a veces se le revuelve el estómago es al ministro de Economía en estas circunstancias de una entidad en la que ha habido que inyectar tanto dinero", reconoció.

Sin embargo, se mostró absolutamente convencido de que se trata de "un caso singular, aislado" y dijo, por tanto, que no se inmiscuirá en el procedimiento iniciado por la Agencia Tributaria para investigar a las empresas del Ibex 35.  Tampoco prevé aprobar medidas que refuercen los sistemas de vigilancia y control de los bancos. "Esas prácticas ya están absolutamente prohibidas en las regulaciones actuales", concluyó.