Público
Público

FSE buscaban desde hace dos días al presunto agresor de la joven apuñalada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) trataban de localizar desde hace dos días, para su detención, al presunto agresor de la joven de 35 años apuñalada hoy en Logroño, con quien estaba en trámites de separación matrimonial, según ha informado la Delegación del Gobierno en La Rioja.

La Policía y la Guardia Civil habían decidido tratar de detener a S.R.J.M., de 38 años, después de que su mujer, D.S.L., de 35, iniciara hace meses las denuncias contra él, por las que, incluso, hubo un juicio en el que el presunto agresor no fue condenado.

La mujer ha sido apuñalada a las 08:55 horas de hoy en el portal de un céntrico edificio de Logroño, donde se encuentra el domicilio en el que trabaja, y donde el presunto agresor ha sido reducido por un agente de la Policía Nacional que pasaba por el lugar y que estaba fuera de servicio.

Minutos después, el agresor ha sido detenido por los agentes de la Policía Local, que lo han trasladado a comisaría, donde está a la espera de pasar a disposición judicial.

La joven ha sido trasladada al Hospital San Millán de Logroño, con estado de salud "reservado", según el Gobierno de La Rioja.

Según los datos aportados por la Delegación del Gobierno, el pasado 3 de junio, la mujer presentó una denuncia por amenazas de su pareja en el puesto de la Guardia Civil de Nájera; y los propios agentes fueron los que entonces gestionaron su ingreso en una casa de acogida.

Días después, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Logroño, realizó un juicio rápido del caso, en el que se acordó el sobreseimiento de la denuncia.

El 25 de junio la agredida acudió a la Comisaría de la Policía Nacional de Logroño para informar de que se había cruzado por la calle en dos ocasiones con su marido.

La Policía, aclara el comunicado de la Delegación, no pudo actuar dado que no existía orden de alejamiento contra el ahora detenido que, entonces, no había realizado ninguna conducta constitutiva de delito.

El pasado día 10, la mujer agredida abandonó de forma voluntaria la casa de acogida y un día después denunció en la comisaría a su marido, por amenazas.

Fue tras esa denuncia, cuando se aplicó el protocolo de valoración de riesgo establecido por el Ministerio del Interior, con el que se estimó que la mujer se encontraba en un "riesgo bajo".

No obstante, la Policía Nacional inició un día después los trámites de coordinación establecidos con la Guardia Civil de Nájera para proceder a la detención del denunciado, no habiendo sido localizado antes del momento de la agresión de hoy.