Público
Público

El fuego llega a los alrededores de la tercera mayor ciudad de Israel, Haifa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gigantesco incendio en el norte de Israel, que se ha cobrado la vida de al menos 40 personas, se acerca a la tercera mayor ciudad de Israel, Haifa, mientras continúan las evacuaciones y la llegada de la ayuda internacional.

Los servicios de emergencia han evacuado el barrio Denia de esa localidad, así como a varios residentes de Tirat Carmel, una pequeña ciudad ubicada al sur de Haifa, informaron miembros de Protección Civil.

Los bomberos han logrado contener las llamas en torno a la urbe, pero se teme que el viento y la falta de lluvias las empujen en esa dirección, según las mismas fuentes.

Más de 15.000 israelíes han abandonado sus domicilios a causa de un incendio originado en el mediodía de ayer en el bosque Carmel, aparentemente por la quema de basura en un vertedero ilegal de la zona y que por la tarde se cobró la vida de 40 aprendices de guardias penitenciarios.

Los guardias viajaban hacia la prisión de Damon en un autobús para evacuar a los reclusos cuando el vehículo quedó bloqueado por la caída de un árbol en la carretera y acabó consumido por las llamas.

Un kibutz, un hotel, la Universidad de Haifa, una aldea drusa y la citada cárcel, con 500 presos, han sido desalojados, mientras que el kibutz de Bet Oren, que también había sido evacuado, ha desaparecido del mapa.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha convocado de urgencia a su gabinete esta mañana en la sede del Ministerio de Defensa, en Tel Aviv.

Tras la reunión, Netanyahu y varios de sus ministros observaran en helicóptero los daños causados por el incendio, informó su oficina en un comunicado.

Mientras, a primera hora de la mañana comenzó a llegar la ayuda internacional, con un avión búlgaro con cien bomberos; cuatro helicópteros de emergencia enviados por Grecia, uno por Chipre y otro por Azerbaiyán, informa el canal 10 de televisión.

Se espera que a lo largo del día llegue a Israel la cooperación de España, que consiste en cuatro helicópteros (según anunció ayer Netanyahu), así como la de Turquía, Egipto, Jordania, Francia, Croacia, Rusia y Rumanía.

El Fondo Nacional Judío calcula ya en 5.000 el número de acres (unas 2.000 hectáreas) arrasados por el incendio.