Público
Público

Una fuerte nevada colapsa Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La fuerte nevada que caía el viernes en la Comunidad de Madrid provocó importantes atascos y cortes en algunos tramos de las carreteras de la región y la capital, lo que llevó a la Dirección General de Tráfico a recomendar que no se coja el coche.

"Si no han salido de casa, no tomen el vehículo privado, porque lo único que van a hacer es quedarse atrapados en alguna carretera o en alguna retención por la nieve", dijo en Radio Nacional de España un portavoz de la DGT.

El portavoz agregó que todas las carreteras madrileñas tenían problemas circulatorios, o bien por la nieve o bien por retenciones "muy, muy importantes", y que los incidentes se extendían a Castilla-La Mancha. En Guadalajara capital, la situación circulatoria era especialmente complicada.

La DGT recomendó que no se hagan trayectos largos por las numerosas complicaciones circulatorias.

Para el viernes, las temperaturas máximas no alcanzarán los cero grados en varias capitales de Castilla y León, de dos a cinco en la zona centro, Aragón y Alto Ebro, y de cinco a 10 en Galicia, Cantábrico, Mediterráneo y Baleares.

Además se esperaban fuertes lluvias en Canarias, con el nivel amarillo de alerta en Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, donde se podría llegar a 60 litros por metro cuadrado en 12 horas.

El panorama meteorológico para la jornada es muy complicado, con el nivel naranja de aviso por nevadas en toda la Comunidad de Madrid, con nevadas de entre siete y 10 cm y en Castilla-La Mancha excepto en Ciudad Real, donde el nivel es amarillo, con nevadas entre tres y cinco centímetros.

También hay nivel naranja en el sur de Tarragona y Castellón y en Valencia; amarillo en el interior de Barcelona y Gerona, así como en el en interior de Almería y Granada, en Aragón, Navarra, La Rioja, interior del País Vasco y Pontevedra y Orense.

En el resto, cielos nubosos y nevadas débiles y dispersas.

Para el fin de semana, la Agencia Estatal de Meteorología también espera que continúe el frío y las precipitaciones, siguiendo con la tendencia de un invierno sensiblemente más duro que el pasado.