Público
Público

La fuerza de Estrella Morente emociona al público lisboeta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con un espectáculo lleno de fuerza y poderío, la cantaora granadina Estrella Morente logró hoy emocionar al público que poblaba el graderío del Coliseu dos Recreios, uno de los "templos" más emblemáticos de la capital lusa.

La artista, protagonista de la cuarta edición del Festival de Flamenco que se celebra en suelo lisboeta, estuvo acompañada durante la actuación por cinco músicos, entre ellos su tío, José Carbonell, destacado al mando de su guitarra.

En la misma ciudad y a la misma hora en la que hace justo un año actuaba su padre, Enrique Morente, la cantaora andaluza rindió un sentido homenaje a su progenitor desde el escenario, fallecido el pasado mes de diciembre.

Así se lo explicó al público durante su actuación, ante al que también admitió que acudir a Lisboa en un día tan especial como éste suponía "un sueño" hecho realidad.

"Siento una fuerte emoción", reconoció Estrella Morente cuando el espectáculo, que se alargó durante hora y media, se acercaba a su final.

La actuación de la granadina hizo gala de sobriedad y sencillez, a excepción de sus vestidos, el primero cubierto por una tela de tul rojo y el segundo acompañado de un mantón azul turquesa.

Además de su voz, también hubo oportunidad de disfrutar de la guitarra española sola, sin nada ni nadie que lo acompañara, e incluso del taconeo de Pedro Gabarre, conocido como "El Popo".

El espectáculo de la hija de Enrique Morente fue de menos a más, y en el tramo final alcanzó su momento álgido.

Primero fue un popurrí de temas conocidos por el gran público -algunos de ellos de Lola y Antonio Flores-, para poco después abandonar el escenario y el micrófono y cantar a capela la no menos famosa "María de la O" en medio de la platea, lo que suscitó una sonora ovación del público.

Inmediatamente después, Estrella Morente decidió honrar la música tradicional portuguesa, el fado, con un tema dedicado a Amalia Rodrígues que le sirvió para poner el broche final a su actuación.

"Nos habéis quitado mucha de la pena con la que veníamos esta noche y nos habéis dado mucha alegría", agradeció la artista a los asistentes, entre los que también se hizo notar la comunidad española residente en Lisboa.