Público
Público

Fuerzas paquistaníes entran en bastiones talibanes en Waziristán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Soldados paquistaníes entraron el viernes en la os cuarteles centrales de los talibanes en Waziristán del Sur, informó el Ejército, mientras hombres armados hirieron a un brigada y a su chófer durante un tiroteo en la capital.

El Ejército inició su ofensiva en Waziristán del Sur, una región pastún en la frontera afgana, el 17 de octubre para intentar erradicar a los talibanes paquistaníes que están tras una oleada de violencia en áreas urbanas.

La ofensiva es seguida de cerca por Estados Unidos y otras potencias implicadas en el vecino Afganistán. El escarpado paisaje de montañas inhóspitas y barrancos escondidos se ha convertido en un centro mundial para la militancia islamista.

Los soldados han estado avanzando hacia la zona desde tres direcciones y lograron entrar en los cuarteles centrales de los talibanes en el pueblo de Makeen, precisó el Ejército.

"Hoy las fuerzas de seguridad han entrado en Makeen. Una gran parte del pueblo ha sido despejada", indicó el Ejército, haciendo referencia a Makeen como "los cuarteles centrales base de los terroristas".

No hubo confirmación independiente de la información, dado que los periodistas tienen prohibido entrar al área, con raras excepciones de visitas que son vigiladas por el Ejército.

Un alto oficial del Ejército en la región dijo que las tropas habían encontrado poca resistencia poca resistencia.

"Ahora nuestras tropas están despejando el área de minas y artefactos explosivos improvisados y avanzando", dijo el oficial, quien habló bajo la condición del anonimato.

Analistas dicen que muchos integristas aparentemente se retiraron, posiblemente hacia el vecino Waziristán del Norte, en donde facciones militantes aliadas tienen sus bases y desde donde podrían contraatacar.

El Ejército indicó que 21 milicianos habían muerto en Makeen, en donde el jefe talibán paquistaní Baitulá Mehsud murió durante un ataque a principios de agosto, a causa de un misil disparado por un avión estadounidense no tripulado.