Público
Público

La fuga de capitales se contiene en los últimos dos meses

En octubre los inversores dejaron en España 12.000 millones de euros. Pese a todo, la salida de capital se ha multiplicado por nueve respecto a 2011

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque en su último boletín económico del año el Banco de España sigue sin ver los brotes verdes, sí que destaca un dato positivo: en el mes de octubre, y por segundo mes consecutivo, España registró entradas netas de capital por importe de 12.088,7 millones de euros

La cifra, que excluye las operaciones del banco central, se compara con los 31.000 millones de euros que entraron en España en el mes de septiembre, cuando se rompió una tendencia de 14 meses de los inversores saliendo del país.

Hasta el pasado mes de agosto la fuga de capitales se había multiplicado por 620, en una tendencia dramática para la economía española. Pero la relativa calma que impera en los mercados desde septiembre, desde que el BCE se mostró dispuesto a comprar en el mercado secundario deuda soberana delos países en apuros, ha relajado la prima de riesgo y la tensión. Eso ha permitido recuperar en una mínima parte la confianza de los inversores en España. Así y todo, en los diez primeros meses del año 2012 salieron de España 211.075,4 millones de euros, nueve veces más que las salidas de capital registradas en el mismo periodo de 2011 (23.703,3 millones de euros)

Así, la balanza de pagos arroja por segunda vez desde junio de 2011 un saldo positivo en entradas de capital en inversiones directas, inversiones de cartera, acciones y bonos, y otras inversiones. En octubre, las entradas netas de la cuenta financiera, excluido el Banco de España, se produjeron fundamentalmente en el capítulo de las inversiones de cartera, derivados financieros e inversiones directas.

En cambio, las otras inversiones (fundamentalmente préstamos, depósitos y repos) generaron salidas de capital este mismo mes. Así, las inversiones en cartera generaron entradas de 15.292 millones, frente a las salidas de 5.634,3 millones registradas un año antes, mientras que los derivados financieros presentaron entradas de 1.609,6 millones, más que los 68,2 millones de euros del mismo mes del año pasado.

Las inversiones directas, por su parte, arrojaron entradas netas de 825,3 millones en octubre, aunque inferiores las entradas de 1.532,1 millones de 2011, mientras que las otras inversiones generaron salidas por valor de 5.638,2 millones de euros, menos que las salidas de 11.363 millones de un año antes.

La cuenta corriente registró un superávit de 865,4 millones de euros, frente al déficit de 370 millones de euros de septiembre,