Público
Público

Una fuga de gas enciende una gran llama durante dos horas en el Poblenou

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una fuga de gas, provocada por un reventón en una tubería, ha encendido una gran llama en el barrio del Poblenou de Barcelona, que ha ardido durante dos horas y que, pese a que no ha provocado heridos, ha calcinado un vehículo y ha obligado a desalojar varios edificios cercanos.

Pasaban pocos minutos de las 9.30 horas de la mañana cuando unos operarios de la empresa ACSA Sorigué, que trabaja para District Clima, han picado accidentalmente sobre una cañería de Gas Natural, que ha quedado maltrecha, por lo que se ha originado una fuga de gas que rápidamente ha creado una gran llama, que ha llegado hasta los ocho metros de altura.

Según han informado a Efe fuentes municipales y de Gas Natural, el reventón se ha producido frente al número 176 de la calle Almogàvers, en la confluencia con la calle Badajoz, y ha obligado a desalojar durante unas horas algunos edificios cercanos, como el de la televisión local de Barcelona, BTV.

Además, el fuego ha calcinado un coche que habían estacionado en la zona los operarios de Acsa, que hacían unos trabajos ajenos a la compañía Gas Natural, según ha señalado a Efe una portavoz de la compañía gasista.

No obstante, el incidente se ha saldado sin heridos, ni entre los trabajadores ni entre peatones ni los vecinos de la zona.

La llama ha podido ser sofocada unas dos horas después, hacia las 11.40 horas, tras poder controlar la fuga de la cañería afectada, que distribuye polietileno de la red de baja presión de Gas Natural.

Precisamente, para poder cortar el gas se han tenido que hacer varias catas en el tramo afectado para evitar que el gas quedara acumulado y esto pudiera suponer un riesgo de concentración y explosión.

La situación ha quedado totalmente normalizada poco antes de las cinco de la tarde, cuando se ha podido dar por completamente reparada la cañería afectada.

Tras tener conocimiento de este incidente, la Dirección General de Energía y Minas de la Generalitat ha anunciado que abrirá un expediente sancionador a ACSA Sorigué por su supuesta responsabilidad en el reventón.

Los técnicos de la Generalitat que se han desplazado al lugar de los hechos han detectado "indicios" de que las obras realizadas por la citada empresa han afectado a la cañería en la que se ha producido el escape.