Público
Público

Las fugas de Cristiano y Xabi fortalecen al Chelsea

La Premier League comienza hoy con el conjunto de Ancelotti como favorito

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los jugadores del Chelsea, favorito a ganar la Premier que empieza hoy (Gol TV y La 2), se gastaron 119.380 libras en la fiesta de cumpleaños que le ofrecieron a Kalou el 5 de agosto en una de las discotecas más elitistas de Londres. La cuenta incluía 24.000 libras en propinas.

La aristocracia del fútbol no repara en gastos. En realidad, los clubes de la Premier tienen pocos motivos para encargar 36 botellas de Dom Perignon. Su imperio deportivo y económico presenta síntomas de agotamiento. La inflación provocada por los fichajes de Florentino Pérez les ha dejado sin capacidad de reacción. El tiro de gracia lo ha dado Hacienda. Por razones fiscales, los equipos ingleses no pueden competir con los españoles. Y sus deudas crecen.

'El nuevo sistema fiscal y el colapso de la libra esterlina han llevado al fin del dominio europeo de la Premier', dice Wenger. La prensa está de acuerdo. Y lo explica con números. Desde abril de 2010, los jugadores pagarán a Hacienda el 50% de su salario. En España, sólo abonan el 24%. Hay menos dinero y ese dinero vale menos.

Por eso, United, Arsenal y Liverpool cuentan con millones producto de traspasos que de momento no han querido utilizar. Ferguson lo tiene claro: es estúpido gastar a lo loco cuando el mercado se ha disparado.

Estas cautelas dejan al Chelsea como el equipo mejor colocado. Todos los demás grandes han perdido piezas fundamentales. Los azules, no. 'El equipo es muy competitivo', ha dicho su nuevo entrenador, Ancelotti. 'No necesitamos más jugadores'.

El pronóstico puede fallar, como cuando la pasada temporada el Chelsea empezó a perder gas porque las lesiones musculares se cebaron con los treintañeros. Para entonces, es probable que el decano y sumo sacerdote de los técnicos británicos, Ferguson, haya descubierto cómo tapar el agujero que ha dejado Cristiano en Manchester.

De entrada, ha colocado a Rooney en una posición más centrada e incluso le ha dicho que tiene que ser menos solidario. 'Me dicen que no baje tanto', ha explicado Rooney, 'y que guarde energías para atacar'.

También confía en que los medios aporten más goles. No será fácil. El extremo fichado, el ecuatoriano Valencia, ha marcado seis goles en dos temporadas.

Tres ligas consecutivas avalan a Ferguson. El Liverpool lo tiene más difícil. Antes del traspaso de Xabi Alonso era el gran favorito. Ya no, aunque Benítez no se dé por aludido. Sólo tiene que rezar para que la sociedad más productiva de la Premier (Gerrard y Torres) no se lesione.

Todo pasa por ellos. Torres, que ha prorrogado un año más su contrato, tampoco baja los brazos: 'No pienso en que podemos ganar la Premier, tenemos que ganarla'.

Parecía imposible que ocurriera, pero la inmensa trayectoria de Wenger en el Arsenal está bajo sospecha. Tras 13 temporadas en Highbury, muchos creen que el tiempo se le acaba. Su último título se celebró en 2005 y la pausa empieza a doler.

Quien mejor lo ha expresado ha sido Almunia: 'Cuando el tiempo pasa y no ganas nada, es difícil para el jefe. Lo puedes ver en su cara cada día. Está tranquilo y relajado, pero creo que por dentro está sufriendo. Y la paciencia de la gente se puede acabar'. Ahora Ferguson habla con respeto y aprecio de Wenger. Mal asunto. Significa que no lo ve como amenaza.