Público
Público

Fujimori reaparece en el juicio tras permanecer tres días en un hospital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente de Perú Alberto Fujimori reapareció hoy en el juicio que se le sigue por violación a los derechos humanos, después de que el viernes fuera internado en un hospital para someterse a un análisis por un quiste en el páncreas.

El ex mandatario peruano (1990-2000) retornó anoche a la sede policial de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes), que es su centro de reclusión y sede del tribunal que lo procesa.

Poco antes de su traslado, el ex presidente tuvo una crisis neurológica, que se manifestó en dolores de cabeza, por lo que fue sometido a exámenes de sangre, además de a una tomografía, que no arrojaron anormalidad, informó hoy el Canal N de la televisión al citar una versión del legislador fujimorista Carlos Raffo.

Sin embargo, fuentes judiciales manifestaron hoy a Efe que no pueden confirmar esta versión, dado que están aún a la espera de los resultados médicos oficiales sobre Fujimori.

El viernes pasado, Fujimori fue internado en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) para analizar el quiste en el páncreas de 1,5 centímetros que se le detectó recientemente.

Durante los exámenes en el INEN, los médicos descubrieron que Fujimori también padece una gastritis severa, aunque la naturaleza cancerígena del quiste en el páncreas recién se sabrá esta semana.

El ex gobernante peruano, de 70 años, ya ha sido sometido este año a una operación en la lengua por un tumor cancerígeno y tuvo una semana de descanso médico por ese procedimiento.

En la audiencia de hoy, se presentó la perito estadounidense Kate Doyle para explicar el contenido de una veintena de documentos desclasificados por el Gobierno de Estados Unidos sobre las violaciones a los derechos humanos cometidos durante el Gobierno de Fujimori.

El ex gobernante es procesado desde diciembre pasado por el asesinato de 25 personas en Barrios Altos y La Cantuta, las matanzas más simbólicas de su régimen, así como por el secuestro de un periodista y un empresario tras el autogolpe de Estado de 1992.