Público
Público

¿Los fumadores usan más analgésicos de venta bajo receta?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los fumadores usan másanalgésicos opiáceos recetados que los no fumadores, reveló unestudio en Noruega.

Para los autores, los resultados sugieren que los médicosdeberían preguntar a los pacientes si fuman antes de indicarlesopiáceos contra el dolor no oncológico.

Pese a que el uso de esos poderosos analgésicos aumentósignificativamente en muchos países, siguen siendocontrovertidos, en gran parte por su potencial adictivo.

Ciertos factores, como tener antecedentes de alcoholismo odrogadicción, pueden elevar la posibilidad de que una personaabuse de los opiáceos.

Existen evidencias de que el tabaquismo influiría en suuso, señaló en Annals of Epidemiology el equipo de SvetlanaSkurtveit, del Instituto de Salud Público Noruego, en Oslo.

Para investigar la relación, el equipo estudió a unos13.000 hombres y a casi 16.000 mujeres, de 30 a 75 años, quehabían participado en encuestas de salud entre el 2000 y el2002.

A ninguno se le había recetado un opiáceo al inicio delestudio. Durante el seguimiento, entre el 2004 y el 2007, el1,5 por ciento de los participantes recibieron 12 o más recetasde opiáceos.

Los pacientes que fumaban al menos 10 cigarrillos por díaal inicio del estudio eran tres veces más propensos que los nofumadores a haber recibido una receta de un opiáceo por lomenos 12 veces durante el seguimiento.

En cambio, los que fumaban entre uno y nueve cigarrillospor día tenían casi el doble de riesgo de necesitar distintosopiáceos recetados. Y el riesgo para los fumadores de 10 o máscigarrillos por día que habían dejado de fumar también seduplicó.

Según el equipo, es importante destacar que las personasque reciben por lo menos una docena de recetas de opiáceos encuatro años no están necesariamente abusando de las drogas oson adictos.

Pero el estudio sugirió que depender de la nicotinapredeciría un uso más frecuente de opiáceos.

"Existe una gran cantidad de pruebas de que la nicotina ylos opiáceos modulan los efectos entre sí", agregó el equipo,mientras que fumar también puede influir en la percepción deldolor.

Según el equipo, los médicos podrían "controlar si unpaciente fuma antes de indicarle una terapia analgésica conopiáceos".

FUENTE: Annals of Epidemiology, online 2 de junio del2010.