Público
Público

Los fumadores padecen infartos a edad más temprana: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Un estudio realizado enEstados Unidos sugiere que los fumadores tenderían a sufririnfartos años antes que los no fumadores.

"Los fumadores son mucho más propensos no sólo a tener uninfarto, sino a sufrirlo una década o más antes", dijo eldoctor Gregg Fonarow, cardiólogo de la Escuela de MedicinaDavid Geffen de la University of California en Los Angeles,quien no participó de la nueva investigación.

Los resultados del estudio efectuado en Michigan, segúnopinó Fonarow, demuestran que "un fumador podría tener uninfarto aun sin otros factores de riesgo".

El equipo del doctor Michael Howe, de la University ofMichigan en Ann Arbor, estudió a unas 3.600 personashospitalizadas por infarto o angina inestable (dolor causadopor una disminución del flujo de sangre al corazón y queantecede al infarto).

Un cuarto de los participantes fumaba. Ese grupo era másjoven y tenía menos enfermedades que los no fumadores concardiopatías.

Entre los hombres, los no fumadores tenían unos 64 años almomento de la internación, mientras que los fumadores teníanunos 55 años. Entre las mujeres, las no fumadoras tenían 70años y las fumadores, 57.

Los fumadores eran menos propensos a tener otros problemasde salud asociados con el riesgo cardíaco, como colesterolalto, hipertensión y diabetes. Eso, y la juventud, explicaronpor qué el equipo halló también que los fumadores eran menospropensos que los no fumadores a morir en los seis mesesposteriores al infarto.

Pero esa "paradoja del fumador" no duró demasiado. Ladiferencia en la mortalidad en seis meses (un 5 por ciento enlos hombres no fumadores, un 3 por ciento en los fumadores; un8 por ciento en las no fumadoras y un 6 por ciento en lasfumadoras) se pudo explicar por la edad y otros factores deriesgo.

Para Fonarow, los resultados son un ejemplo más de lospeligros cardíacos del tabaquismo e insistió en que abandonarel cigarrillo elimina esos riesgos adicionales.

"Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar y losbeneficios aparecen rápidamente: a los pocos días, disminuye elriesgo cardíaco. Y en 1 ó 2 años desaparece gran parte de eseriesgo de infarto. Desde el punto de vista coronario, existe unbeneficio inmediato, que crece con el tiempo", precisó.

Los resultados, publicados en American Journal ofCardiology, demostraron también que las fumadoras eran máspropensas que los fumadores a tener un segundo infarto o adesarrollar otros problemas cardíacos a los pocos meses delprimer infarto o angina.

"El mensaje importante es que fumar es un factor de riesgoenorme de problemas coronarios agudos (tempranos) y que esosriesgos serían todavía más altos en las mujeres que en loshombres", finalizó Fonarow.

FUENTE: American Journal of Cardiology, online 15 deseptiembre del 2011