Público
Público

Fumar favorece el dolor pélvico en el embarazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Un bajo riesgo de sufrirdolor pélvico podría ser un motivo más para que las mujeresdejen de fumar antes de quedar embarazadas, de acuerdo a unnuevo estudio.

Un equipo en Dinamarca halló que, entre 5.000 mujeresentrevistadas durante e inmediatamente después del embarazo,las que habían fumado durante la gestación eran un 20 porciento más propensas a sufrir dolor pélvico que las nofumadoras.

El mismo riesgo se registró en las mujeres que habíandejado de fumar en el primer trimestre del embarazo, segúnpublicó el equipo en la revista BJOG.

El dolor pélvico es común en el embarazo: estudiosrecientes indicaron que lo sufren entre el 14 y el 33 porciento de las mujeres, la mayoría en la segunda mitad.

El dolor puede dificultar las actividades cotidianas, comocaminar, levantarse de una silla o darse vuelta en la cama. Poreso es importante reducir el riesgo de desarrollarlo.

Los nuevos resultados prueban una relación entre eltabaquismo y el dolor pélvico, pero no confirman una relacióncausa-efecto. Aun así, hay muchos motivos por los que lasmujeres deberían dejar de fumar, en especial si quieren quedarembarazadas.

Y la disminución del riesgo de desarrollar dolor pélvico esun beneficio adicional, según la autora principal, KarinBiering, del Hospital Regional Herning, en Dinamarca.

Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de aborto, bajopeso al nacer y otras complicaciones gestacionales. De modo queel motivo más importante para dejar de fumar antes del embarazoes cuidar la salud del bebé, dijo Biering a Reuters Health.

"El resultado de nuestro estudio suma otra consecuenciaposible del tabaquismo", aseguró.

El equipo analizó datos de un subgrupo de mujeres en unestudio nacional sobre más de 100.000 embarazos entre 1996 y el2002. Las participantes fueron entrevistadas durante elembarazo y a los seis meses del parto.

Los autores compararon un grupo de 2.300 mujeres con dolorpélvico durante o inmediatamente después del parto, con otro de2.700 mujeres sin ese problema. Se definió dolor pélvico comoaquel suficientemente importante como para alterar su capacidadde caminar.

Las fumadoras, incluidas las que abandonaron el cigarrilloal inicio del embarazo, tuvieron mayor riesgo de sufrir dolorpélvico, aun tras considerar otros factores, como la edad, laobesidad, la autopercepción del estado de salud y el esfuerzofísico en el trabajo.

Se desconoce por qué fumar favorecería la aparición deldolor pélvico en el embarazo. En teoría, opinó Biering, sedebería a una disminución del flujo sanguíneo al tejidopélvico.

Y aunque fumar sea un factor de riesgo de ese dolor, notener el hábito no garantiza no sufrir el problema. El 73 porciento de las participantes con dolor pélvico leve eran nofumadoras, y lo mismo ocurrió con el 69 por ciento del grupocon dolor grave.

Para Biering, el dolor pélvico es una condición "compleja"y no sería el único factor que influye en el riesgo durante elembarazo.

FUENTE: BJOG, online 26 de mayo del 2010.