Publicado: 11.03.2014 13:02 |Actualizado: 11.03.2014 13:02

Funcas calcula que este año se crearán 150.000 empleos, con un PIB del 1,2%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) ha mejora sus previsiones macroeconómicas y espera que la economía española crezca un 1,2% en 2014, frente al 1% que pronosticaba en diciembre de 2013. Además, espera que el PIB avance un 1,8% en 2015. Durante la presentación del informe, el director de Funcas, Carlos Ocaña, ha dicho que "los datos confirman que la tendencia de la estabilización de la economía española toma cuerpo". Por su parte, el director de Coyuntura y Estadísticas de Funcas, Ángel Laborda, se ha mostrado claro al respecto: "Traemos buenas noticias".

Así lo datos disponibles de afiliación a la Seguridad Social o producción industrial de enero y febrero indican que el PIB crecerá cerca del 0,4% intertrimestral en el primer trimestre de este año. Este avance de la economía en el corto y medio plazo se debe al mejor acceso a los mercados, a una mejora del crédito para las empresas, a la previsión de que se suavice el ajuste fiscal este año y, sobre todo, en 2015, y también al mantenimiento de los factores geopolíticos, que han propiciado en los últimos años la positiva evolución de la actividad turística.

"La economía española está saliendo de la segunda recesión con más intensidad de la que se preveía, especialmente en el empleo", ha añadido Laborda, para puntualizar, con todo, que "ha terminado la recesión, pero obviamente no ha finalizado la crisis".

Así, Funcas espera una "mejor evolución tanto del empleo como del paro" en 2014. En cuanto a la ocupación, la estimación es que aumentará un 0,5% y que lo hará un 1,1% en 2015. En datos absolutos, esto significaría 155.000 empleos más a lo largo de 2014 en términos de Encuesta de Población Activa (EPA) y otros 240.000 adicionales en 2015. Este aumento unido a un descenso de la población activa, lleva también a una mejora de las tasas de desempleo, que será del 25,1%, frente al 25,4% de las anteriores previsiones, y descenderá en 2015 hasta el 23,5%.

Sumando ocupación y caída de la población activa, Laborda ha asegurado que España será capaz de reducir el paro en 900.000 personas en los próximos dos años (400.000 por el aumento del empleo y 500.000 por el descenso de la población activa), de forma que éste se situará alrededor de los cinco millones de personas en el cuarto trimestre de 2015. Laborda ha señalado que el buen comportamiento del turismo tiene que mucho que ver con esta mejora del empleo, mientras que también se ha adelantado una pauta habitual del comportamiento del mercado laboral, que es la elevada creación de empleo durante las fases expansivas. "Las empresas se han quedado con plantillas tan mínimas que en cuanto aumenta la actividad necesitan más mano de obra", ha añadido.

Además, ha explicado que parte de este efecto tiene que ver con la reforma laboral y el impulso de la flexibilidad interna en el seno de las empresas. "Todo ello explica la sorpresa del adelanto de la recuperación del empleo", ha añadido.

Funcas, además, espera este año, por primera vez desde 2007, que la demanda interna registre tasas positivas, con un crecimiento del 0,7%. En 2015, el crecimiento será del 1,2%. Con todo, Laborda ha señalado que no es de esperar una "despegue con fuerza" mientras se mantengan altos niveles de desempleo y no se eleven los salarios. En este punto, Laborda ha llamado a distinguir entre "el ser y el deber ser". "Con independencia de lo que quiera el Gobierno y los sindicatos, los salarios van a estar prácticamente congelados durante bastante tiempo, y eso es el ser".

Ha explicado que España necesitaba recuperar la pérdida de competitividad derivada de la subida de salarios por encima del IPC en los últimos años y que "este proceso no está finalizado y va a continuar". En este caso también debería", ha añadido. "Quizá no es el momento de subir salarios para mejorar el consumo, sino de mantener la moderación porque hay que seguir mejorando la competitividad y, sobre todo, reducir las tasas de paro", ha añadido.

Por otro lado, Funcas asegura que la inversión en bienes de equipo crecerá en 2014 impulsada por la necesidad de las empresas de reponer el capital productivo depreciado y por el aumento de la actividad en el sector exterior. Laborda cree que este escenario se debe a que "las empresas empiezan a ver la cosa de otra manera" y que es "el signo más claro de que está cambiando el ciclo". No obstante, la previsión del saldo exterior se ha rebajado en 2014 debido al menor crecimiento estimado de las exportaciones, aunque Funcas espera que remonten a lo largo del año, y al aumento de las importaciones.

Finalmente, Funcas espera que el déficit de las administraciones públicas se incumpla tanto este año como en 2015, con tasas del 6% y del 5,5% del PIB, respectivamente, mientras que la deuda pública superará el 100% del PIB en 2015. En este punto, Laborda también ha señalado que la estimación para 2013 es que se cierre en el 6,8% del PIB, con lo que "parece que va a haber una desviación, aunque no muy significativa", frente al objetivo del 6,5%.

Por otro lado, Funcas señala que existen factores que continuarán limitando el crecimiento económico, entre los que destaca el sobreendeudamiento que aún arrastran las empresas y las familias y la abultada deuda pública, que está limitando la capacidad de gasto de las administraciones. Además, el informe señala que la inversión en construcción residencial seguirá siendo negativa este año y se estabilizará a mediados del próximo año. Por el contrario, la no residencial, debido a un ligero aumento de la licitación pública, registrará tasas positivas ya en este ejercicio.