Público
Público

FUNCAS prevé una caída del PIB del 3 por ciento y 4,5 millones de parados en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS) prevé una caída de la economía española del 3 por ciento para este año y una tasa de paro del 17,2 por ciento, lo que supone alcanzar casi los 4,5 millones de desempleados.

Durante la presentación del último número de Cuadernos de Información Económica, el director del Gabinete de Coyuntura y Estadística de Funcas, Ángel Laborda, auguró que la economía española no iniciará una "pequeña recuperación" hasta bien entrado 2010, año en que el Producto Interior Bruto (PIB) caerá el 0,5 por ciento.

La tasa media del paro sin embargo seguirá en ascenso en 2010 y se situará en el 19,8 por ciento, pero en el cuarto trimestre ésta podría situarse en el 20,5 por ciento de la población activa.

Estas tasas, añadió, suponen la pérdida de un millón de puestos de trabajo en 2009 y de medio millón más en 2010.

La caída "brutal" de la inversión de empresas en bienes de equipo y del consumo de los hogares, consecuencia de la restricción crediticia y del empeoramiento de las expectativas internacionales, explican la reducción a la baja de las previsiones económicas de Funcas, explicó Laborda.

De hecho, sus últimas previsiones, de diciembre, apuntaban a una caída del PIB del 1,5 por ciento en 2009, frente al 3 por ciento de ahora, y una tasa de paro del 15,9 por ciento (la nueva estimación es del 17,2 por ciento).

La coyuntura económica cambia tan rápidamente, explicó Laborda, que les ha obligado a corregir las previsiones a la baja antes de los tres meses que esperaban antes.

Según sus estimaciones, el consumo de los hogares caerá un 3,2 por ciento de media en 2009 y logrará recuperarse ligeramente el próximo año, cuando ascenderá el 0,5 por ciento.

La inversión en bienes de equipo seguirá una evolución similar, aunque la recuperación será más lenta, ya que bajará el 12,6 por ciento este año y moderará su caída hasta el 4,2 por ciento en 2010.

Asimismo, según Funcas, la reactivación del sector inmobiliario no se producirá ni este año ni el próximo y el ajuste se prolongará durante varios ejercicios.

De hecho, auguró, la demanda residencial, a pesar de la bajada de los tipos de interés, no se recuperará hasta que las perspectivas sobre la evolución del empleo, que no son muy halagüeñas, empiecen a mejorar.

Así, advirtió Laborda, el excedente de viviendas sin vender puede tardar mucho tiempo en ser absorbido y la inversión residencial sufrirá una caída del 21,6 por ciento este año y del 15,8 por ciento el que viene.

La tasa de ahorro de los hogares, por su parte, se está recuperando y podría ascender hasta el 17,1 por ciento en 2009 y el 18,2 por ciento en 2010, si bien este aumento será contrarrestado por la caída del ahorro público.

Así, el déficit de las cuentas públicas se disparará, según Funcas, hasta el 7,4 por ciento del PIB en 2009 y el 9,3 por ciento en 2010.

Como contrapartida a la caída económica y al aumento del paro, el aumento de los precios experimentará una "notable moderación" por la debilidad de la demanda y el descenso de los costes, tanto laborales, como de energía y resto de materias primas.

Así, los precios avanzarán de media un 0,2 por ciento este año, si bien en 2010 volverán a tasas más habituales, hasta aumentos del 2 por ciento.

Otro dato alentador será la aportación del sector exterior al PIB, que volverá a ser positiva en 2009 y superior a la del pasado ejercicio hasta el 1,7 por ciento.