Público
Público

Los funcionarios de prisiones catalanes se ven desprotegidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Algo va mal en las cárceles catalanas. Poca seguridad para los funcionarios, introducción de droga con facilidad, módulos controlados por mafias y falta de recursos. Todo esto y algo más denunciaron ayer los sindicatos CCOO y UGT, en rueda de prensa. 'Las prisiones parecen un zoco persa de la droga', llegó a decir Juan Carlos Blanco, coordinador de prisiones de CCOO. De hecho, según ellos, la situación es tan insostenible que tras elecciones se plantearán convocar una huelga y pedir la dimisión de la consellera de Justicia, Montserrat Tura. No lo harán antes para 'no interferir en el proceso', argumentaron.

Los funcionarios de los centros penitenciarios se quejan de la falta de inversión, de promesas incumplidas -'Tura es incapaz de cerrar la Modelo'- y, sobre todo, de inseguridad. 'En 2006, hubo 24 agresiones contra funcionarios; en 2007, 46', explicó Miquel Pueyo, responsable de prisiones de UGT-Catalunya.

En cuanto a los internos, los sindicalistas afirmaron que las muertes por sobredosis están a la orden del día y están aumentando. 'Todo pasa por el incremento de la inversión económica', afirmó Pueyo, quien añadió que 'son incapaces de que funcionen los servicios de psiquiatría'.

Por su parte, la consellera Tura afirmó que valora el trabajo de los funcionarios y agregó que 'los incidentes leves y graves no se han incrementado de forma sustancial'. Nada que ver una visión con la otra.