Público
Público

La Fundación Foto Colectania muestra las desinhibidas mujeres de Garry Winogrand

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fundación Foto Colectania muestra a partir de hoy las 85 imágenes de la serie "Women are Beautiful" del fotógrafo norteamericano Garry Winogrand, uno de los grandes renovadores del siglo XX, y que con su cámara captó la transformación social femenina de los años sesenta y setenta.

Mujeres bañándose y tomando el sol en una piscina, otras dentro de un ascensor, en una cafetería, de fiesta o por las calles de las grandes ciudades de América, fumando y sin esconder que han dejado el sujetador en casa se reflejan en los retratos de Winogrand (Nueva York 1928-1984), también conocido como el príncipe de las calles por su afición a clavar su mirada en lo que en ellas acontecía.

En este sentido, no se perdió la primera manifestación proaborto que se convocó en Estados Unidos y no tuvo empacho en contraponer la figura de la mujer con la de las multitudes, huyendo de los posados o del retrato en estudio.

Las imágenes, que podrán verse en Barcelona por primera vez procedentes de la colección de la española Lola Garrido, fueron tomadas entre 1960 y 1975 y reunidas en un libro del mismo título -que no tuvo ningún éxito en su momento- por el conocido director del departamento de fotografía del MOMA, John Szarkowski.

Lola Garrido ha explicado hoy en rueda de prensa que adquirió las fotografías en una subasta en San Francisco en 1990, no sin esfuerzo, y porque siempre le gustó "lo difícil", según ha reconocido.

A su juicio, Winogrand -cuyo hijo Ethan, un músico que reside en España, estaba hoy en Foto Colectania- supo captar como nadie la transformación de la mujer a partir de los años sesenta y cómo se desinhibía y empezaba a salir a las calles, "sin corsés, sobre todo mentales y domésticos". "Estas serían unas fotos post 'Mad men'", ha apostillado en referencia a la aclamada serie de televisión.

En su opinión, la exposición que puede verse en la capital catalana hasta el 4 de junio, y que ya se mostró hace un par de lustros en Santiago de Compostela y Valladolid, constata que el artista americano, combinando la espontaneidad con una aparente confusión, presenta en cada una de sus imágenes "una historia rodeada de otras varias historias".

Para Garrido, este autor que también ha calificado como el Hemingway de la fotografía es uno de los cincuenta fotógrafos fundamentales de la Historia, aunque en España apenas sea conocido y hayan hecho mella sus trabajos, asociados al expresionismo abstracto.

Su hijo Ethan rememoraba hoy que su progenitor era un hombre muy aficionado a la música, especialmente a la ópera, al que no le gustaba nada hablar de sus fotografías, porque sentía que una vez reveladas "nada tenían que ver con él".

Asimismo, recordaba su amistad con otros dos grandes como Diane Arbus y Lee Friedlander y cómo sintió la muerte de la primera.

En cuanto a la serie "Women are Beautiful" ha desvelado que el título inicial con la que quería bautizarla su padre era más largo, después de que su hija mayor, que era muy feminista, lo calificara un día en broma en casa como un "cerdo machista".

De manera que Winogrand, guiñando el ojo a su hija, había propuesto, aunque luego no prosperó, el título de: "Las mujeres son hermosas a través de los ojos de un cerdo machista".

Influenciado especialmente por Walker Evans y Robert Frank, el fotógrafo, nacido en el barrio del Bronx de Nueva York, estudió pintura y trabajó como publicista hasta que sus fotografías de su ciudad natal le convirtieron en un cronista de la vida moderna.

El MOMA empezó a mostrar sus trabajos a partir de 1963 y le dedicó una gran retrospectiva en el año 1988.

Actualmente, está presente en todas las colecciones de los grandes museos, desde la Tate Gallery al Centro Pompidou de París.