Público
Público

Es fundamental operar rápidamente a los adolescentes muy obesos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En los adolescentes muyobesos, realizar la cirugía para adelgazar lo antes posibledará mejores resultados en el largo plazo.

El tratamiento quirúrgico de la obesidad mórbida sería lamejor opción para algunos adolescentes, señaló en Journal ofPediatrics el equipo de Thomas H. Inge, del Centro Médico delHospital de Niños de Cincinnati, en Ohio.

Según su experiencia, Inge dijo a Reuters Health: "Laoportunidad de la cirugía es un tema importante, ya que laderivación 'tardía' de pacientes con índices de masa corporal(IMC) muy altos podría revertir la intervención en el primeraño y elevar el riesgo de recuperar el peso a largo plazo".

La cirugía mejoró los factores de riesgo y redujosignificativamente el peso de los participantes en el estudio.

El IMC (peso -en kilos- dividido por la altura -en metros-al cuadrado) es un cálculo estandarizado para saber si unapersona tiene o no sobrepeso. Los valores entre 20 y 25 sonnormales. Un valor mayor que 30 indica obesidad. Los obesosmórbidos tienen un IMC de 40 o más, es decir, unos 50 kilos demás.

Para determinar el efecto prequirúrgico del IMC en laevolución de los pacientes más jóvenes, el equipo controló a 61adolescentes durante el año posterior a la cirugía más común yefectiva contra la obesidad mórbida: el bypass gástrico en Y deRoux.

Esa intervención consiste en engrampar la parte superiordel estómago para crear una bolsa pequeña, lo quo limita lacantidad de comida que puede ingerir el paciente. El cirujanorealiza un bypass entre la bolsa y el intestino delgado parareducir la absorción de nutrientes.

El equipo estratificó a los adolescentes participantes entres grupos, según el IMC prequirúrgico. El grupo 1 incluyó a23 pacientes con IMC de entre 40 y 54,9. El grupo 2, a 21 conIMC de entre 55 y 64,9; y el grupo 3 reunió a 17 pacientes conIMC de entre 65 y 95.

El IMC promedio de la cohorte, que era de 60,2 al momentode la cirugía, disminuyó un 37 por ciento al año de laoperación, con poca variación entre los grupos.

Al año, el grupo 1 seguía teniendo el IMC más bajo de lastres cohortes. Aun así, sólo 10 pacientes (el 17 por ciento)lograron llegar a un IMC por debajo de 30 al año; ocho eran delgrupo 1.

"En el estudio hallamos que la mayoría de los adolescentesen los rangos más altos de IMC inicial (...) siguieron siendoobesos mórbidos (...) a pesar de una reducción de casi el 40por ciento del IMC", señaló el equipo.

Los adolescentes "que llegan a la cirugía con el peso y elIMC más altos adelgazan más que los que lo hacen con los pesosmás bajos y también entran en una meseta a un peso más alto. Sedesconocen los motivos biológicos y, quizás, conductuales",agregó.

Independientemente del IMC prequirúrgico, la cirugía ayudóa reducir saludablemente la presión, el colesterol y lostriglicéridos (grasas sanguíneas dañinas).

FUENTE: The Journal of Pediatrics, enero del 2010