Público
Público

El funeral podría ser uno de los eventos más vistos de la televisión

La retrasmisión mundial a través de Internet podría superar los casi 1.000 millones que lograron la ceremonia de los Juegos Olímpicos de Pekin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El martes a las 10 de la mañana, hora local de Los Ángeles, el mundo fijará su mirada en el funeral de Michael Jackson, un evento que podría situarse entre los más vistos de la historia de la televisión.

'Esto va a ser obviamente un gran acontecimiento para los medios, y con las emisiones del funeral por Internet, podría ser imposible determinar cuánta gente lo vio una vez termine, porque aún no existe una manera exacta de medir la audiencia por Internet', dijo a la CNN Toni Fitzgerald, de la revista especializada Media Life.

Millones de ojos centrados en una ceremonia que únicamente podrán seguir en persona 11.000 espectadores, los agraciados con entradas para ser testigos presenciales del memorial que tendrá lugar en el Staples Center, el pabellón de Los Ángeles Lakers, de la NBA.

Otros 6.500 afortunados podrán seguir el funeral desde el adyacente teatro Nokia a través de sus pantallas. Y esas 17.500 personas serán elegidas hoy al azar por un programa informático a modo de lotería.

La ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de China es, hasta ahora, el evento en directo más seguido de la historia de la televisión, con casi 1.000 millones de espectadores (984 millones), por delante de la llegada del hombre a la Luna, el funeral de Lady Di, la investidura de Barack Obama o la caída del muro de Berlín.

Otras fuentes en cambio apuntan a que el multitudinario adiós a Lady Di en Londres fue, con 2.500 millones de espectadores, según estimó la BBC, el evento en directo más seguido de la historia.

La policía de Los Ángeles ya ha advertido de que a pesar de las restricciones de acceso a la zona del Staples Center, se espera la presencia en las calles de entre 200.000 y 750.000 personas, una cifra que eclipsaría la asistencia a los funerales de otras celebridades, como Elvis Presley (que congregó a 75.000 personas en Memphis) o la Princesa Diana (unas 250.000 personas en Hyde Park).

'Yo no tengo estómago para eso y no quiero ser morboso, pero creo que, en última instancia, lo que la gente quiere ver el martes es el cadáver de Michael Jackson', ha dicho Juan Carlos Arciniegas, corresponsal de la CNN en español, en Los Ángeles.

Sin embargo, todo apunta, salvo sorpresa de última hora, a que el cuerpo de Jackson siga para entonces reposando en algún enclave aún desconocido hasta hoy, a pesar de las informaciones que indican que se encuentra en el tanatorio Forest Lawn, en las colinas de Hollywood.

El portavoz de la familia, Ken Sunshine, ha descartado además que hubiera un cortejo fúnebre este martes pero, a pesar de ello, y debido a que AEG, organizadora del funeral, abrió a última hora el registro para acudir al sepelio a personas no residentes en EEUU, el centro de Los Ángeles se puede convertir en un hervidero.

'Cuando a la gente se le dice 'no haga esto' es cuando lo quiere hacer más', afirmó Arciniegas en alusión a la recomendación de Jan Perry, alcaldesa en funciones de la urbe californiana, de que lo mejor que pueden hacer aquellos sin entradas es ver el memorial desde sus casas.

El propio periodista ya fue testigo de ello cuando admiradores de todo el mundo acudieron al juicio de Jackson por pederastia en 2005 y 'durmieron en la calle', a sabiendas de que sólo podrían atisbar a su ídolo en los segundos que tardaría en entrar al tribunal.

'Esto es algo que va a unir a la gente, y sus admiradores querrán celebrar su vida y su música, sentir que están lo más cerca de él que sea posible', concluye.