Público
Público

Funes se proclama vencedor y ARENA admite la derrota tras 20 años en el poder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

San Salvador, 16 mar (ACAN-EFE).- El candidato del ex guerrillero FMLN, Mauricio Funes, se proclamó vencedor de las elecciones presidenciales celebradas en El Salvador, y su único rival, Rodrigo Ávila, admitió su derrota al frente de la conservadora ARENA, que gobernaba el país desde 1989.

El candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) logró el 51,27 por ciento de los votos, con algo más del 90 por ciento del sufragio escrutado, anunció el Tribunal Supremo Electoral (TSE), en el que fue su último informe por hoy, y se abstuvo de proclamar un ganador.

El presidente del TSE, Walter Araujo, precisó al leer ese informe que Funes consiguió 1.231.755 votos frente al 1.170.780 (48,73 por ciento) de la conservadora Alianza Nacionalista Republicana (ARENA).

"Declaramos misión cumplida", aseguró Araujo, al anunciar el resultado, que se basó en 2.402.536 sufragios válidos.

Diecisiete años después de firmar los acuerdos de paz con el Gobierno de ARENA, presidido por Alfredo Cristiani, la ex guerrilla del FMLN logró lo que no hizo por las armas y llegó al poder gracias al voto de los salvadoreños.

Funes, un periodista que supo capitalizar su popularidad, se convertirá en el primer presidente de izquierda en El Salvador, en un momento que él mismo recordó que es de crisis mundial.

"El régimen económico establecido por la Constitución de la República, la propiedad privada y la seguridad jurídica tendrán el mayor respeto y serán objeto de atención especial", anunció Funes en un discurso que pronunció antes sus simpatizantes en un hotel capitalino.

Jaleado por los gritos de "Sí se pudo", Funes, quien se suma a la lista de Gobiernos de izquierda de América Latina, anticipó que una de sus prioridades será su relación con Washington y "una política exterior independiente basada en la protección y el fomento de los intereses nacionales".

"La integración Centroamericana y el fortalecimiento de las relaciones con Estados Unidos serán aspectos prioritarios en nuestra agenda de política exterior", sostuvo.

Indicó que trabajará por construir "una economía dinámica eficiente y competitiva", y que, además, promoverá "la creación de una amplia base empresarial".

Por su parte, Ávila, de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), admitió hoy su derrota en los comicios de este domingo, al tiempo que anticipó un oposición "constructiva".

"Quiero reconocerle a Mauricio Funes del FMLN que en esta lucha cerrada el margen de diferencia le ha dado la ventaja y le pido a Dios, le he pedido a Dios, que así como le ha dado sabiduría al pueblo salvadoreño se la dé también a su partido", añadió, mientras su seguidores arengaban "patria sí, comunismo no".

Ávila aseguró que su partido "ya ha estado en el pasado en la oposición".

"Hemos sido y seremos una oposición constructiva", resaltó y aseguró que cuando se comprometió a aceptar cualquier resultado lo hizo "en serio".

La victoria puso fin a cuatro Gobiernos consecutivos de ARENA, el último de estos encabezado por el actual mandatario, Elías Antonio Saca.

Tan pronto se conocieron los resultados, miles de personas salieron a las calles en San Salvador, ataviadas con camisetas y ondeando banderas con el rojo que distingue al FMLN, mientras en distintos puntos de la capital se escuchaba el estallido de la pólvora de cohetes de festejo.

Laura Patricia Barros