Público
Público

El fútbol vuelve a ganar por goleada

El Milán-Real Madrid se sitúa como el tercer programa más visto del año // El deporte rey copa el ‘ranking’ de audiencias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siempre que aparece por medio el nombre del Real Madrid o el Barcelona, el fútbol es garantía de éxito de audiencia. El último ejemplo de este axioma es el encuentro de Liga de Campeones entre el Milán y el Real Madrid, emitido por La 1 de TVE el pasado martes, que se ha convertido en la tercera emisión más vista del año al congregar frente a la pantalla a una media de 8.287.000 telespectadores y conseguir una cuota de pantalla del 42,4%.

Por si fuera poco, más de 17 millones de personas vieron en algún momento el partido, relevante por tratarse de dos de los grandes equipos de Europa pero en absoluto decisivo para ninguno de los dos conjuntos. El minuto de oro, a las 22,34 horas, concitó frente al televisor a 10.089.000 espectadores.

Aunque se trata de cifras astronómicas para la televisión actual, marcada por audiencias cada vez más segmentadas, no son datos extraordinarios al tratarse de fútbol, lo que explica que el deporte rey sea también el contenido hegemónico en la clasificación de lo más visto del año.

Según datos de TNS facilitados por la consultora Barlovento Comunicación, el fútbol acapara 22 de las 25 emisiones más seguidas de 2009. Tan sólo los dos capítulos de la serie 23-F: El día más difícil del Rey (La 1), que ocupan los lugares 13º y 22º, y el programa Tengo una pregunta para usted (La 1) del 26 de enero, que se alza con el puesto 24º, se ganan un sitio entre lo más visto.

En cuanto al partido del martes, sólo superado por la final de la Liga de Campeones entre el Barça y el Manchester (11,3 millones de espectadores) y la de la Copa del Rey entre el Athletic de Bilbao y el conjunto culé (más de 10 millones), podría haber tenido todavía mejor audiencia.

Según explica Javier López, gerente de análisis de Barlovento, si la meteorología hubiera sido más propia del mes de noviembre, la audiencia habría podido llegar a los nueve millones. Para López, existen dos factores que explican el éxito de estos partidos en televisión: el morbo –había expectación por ver cómo el Real Madrid salía de su crisis de resultados– y la actualidad, sin olvidar que estos encuentros siempre se programan en las horas de máximo consumo televisivo.

Para Alfonso Sánchez Tabernero, profesor de Empresa Informativa de la Universidad de Navarra, el éxito del fútbol en televisión se debe, en primer lugar, a que se emite en directo y ver un partido es cuestión de “hoy o nunca”.

También hay que tener en cuenta que, a diferencia de lo que ocurre en países como Estados Unidos, en España “no hay deporte que compita con el fútbol, y la audiencia se concentra. Otras claves son la llegada de jugadores estrella, que suponen “una nueva marca dentro de la marca que ya es el equipo” y atraen al público joven y al femenino, “muy importantes para la audiencia”, así como el “efecto arrastre” que provocan los medios deportivos.

Desde el punto de vista económico, sin embargo, Sánchez cree que “hay muchas dudas de que el fútbol sea un buen producto para la televisión en abierto”, ya que el momento en el que va a entrar la publicidad –el descanso– es “muy predecible”.