Público
Público

La futbolista Marta Vieira Da Silva luchará por las mujeres como embajadora de buena voluntad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La futbolista brasileña Marta Vieira da Silva luchará por promover el papel de las mujeres como medio para salir de la pobreza desde su puesto de embajadora de buena voluntad del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para el que fue nombrada hoy.

La considerada mejor jugadora de fútbol del mundo declaró que trabajará para promover los esfuerzos internacionales de cara al cumplimiento de los Objetivos del desarrollo del Milenio, especialmente los relacionados con las mujeres, en una ceremonia celebrada hoy en Estocolmo.

"Estoy orgullosa de comprometerme personalmente en el trabajo que hace el PNUD en el mundo para hacer que la vida de la gente sea diferente", señaló la jugadora, a quien sus seguidores conocen simplemente como Marta.

"No olvido mis orígenes", dijo la delantera brasileña, de 24 años, que creció junto con su madre y tres hermanos en un barrio pobre del estado brasileño de Alagoas.

"He recibido oportunidades para tener éxito en la vida, pero pienso constantemente en aquellos que no tuvieron esa suerte. Todos tenemos que contribuir a luchar contra la pobreza", agregó.

El director de la oficina Nórdica del PNUD, Jakob Simonsen, entregó a Marta sus credenciales como embajadora de buena voluntad, un cargo que ya comparten celebridades como los futbolistas Ronaldo y Zidane, la tenista rusa Maria Shaparova y el actor español Antonio Banderas, entre otros.

"El PNUD está orgulloso de recibir a Marta como nuestra embajadora de buena voluntad. Marta es un modelo para las mujeres y las niñas en todo el mundo", señaló, por su parte, la Administradora del organismo, Helen Clark.

La brasileña, que ha sido comparada con el mítico Pelé pero en mujer, fue nombrada por la FIFA como Mejor Jugadora del Año durante cuatro años consecutivos, de 2006 a 2009, y juega actualmente en el club estadounidense FC Gold Pride.

Desde su puesto de delantera ha sido la mayor goleadora de la liga en la última temporada.

En 2007, sus colegas masculinos Ronaldo y Zinedine Zidane la invitaron a jugar en el Partido contra la Pobreza en Fez (Marruecos), convirtiéndose en la primera mujer en la historia del fútbol en formar parte de un equipo masculino internacional.