Público
Público

Los futbolistas discrepan del presidente de Ferrari

El Gobierno de Berlusconi da marcha atrás en su recargo a las rentas altas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A mediados de agosto, el presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, lanzo la única propuesta de un rico hasta el momento en Italia para que el Gobierno aumente los impuestos a las rentas más altas. En una carta al diario Il Giornale, de la familia Berlusconi, tachaba de 'escandaloso' el denominado contributo de solidaridad, un impuesto que el ministro de Economía, Giulio Tremonti, introdujo en el plan de ajuste dirigido a las rentas por encima de los 90.000 y 150.000 euros anuales, con gravamen adicional de un 5% y un 10% respectivamente. Para Montezemolo, esa medida lo único que hacía era considerar ricos a las personas 'que llevan a casa 4.000 euros mensuales' y que 'ya pagan demasiados impuestos'.

Un día después dijo que era justo que él pagara más impuestos porque es rico. El ministro de Trabajo, Maurizio Sacconi, le respondió que 'tasando a los Montezemolo no sacaríamos ni mil millones', porque en realidad el poder económico en Italia se concentra en unas cuantas familias. El anuncio del Ejecutivo no duró más que dos días. El tiempo justo para que el propio Berlusconi decidiera eliminar el recargo fiscal para 'no meter las manos en los bolsillos de los italianos'.

Los que se negaron a aceptar ese impuesto fueron los futbolistas de la primera italiana. Habían convocado una huelga por el convenio pero incluyeron también la exención en la subida de impuestos.