Público
Público

El futuro es de 'Granta'

La revista selecciona a los mejores jóvenes narradores en castellano y deja fuera a la 'generación Nocilla'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por primera vez en la historia de Granta, la revista literaria que marca los cánones internacionales desde su fundación en 1979 y de la que han salido nombres como Martin Amis, Julian Barnes, Salman Rushdie, Joyce Carol Oates o Kazuo Ishiguro se dedica a resolver la incógnita en castellano: ¿Cuáles son los mejores narradores jóvenes en esta lengua? El resultado son 22 escritores nacidos a partir de 1975, de los que seis son españoles: Andrés Barba, Pablo Gutiérrez, Sònia Hernández, Javier Montes, Elvira Navarro y Alberto Olmos. De Argentina se han seleccionado ocho autores, de Perú y Chile dos, y uno de Bolivia, México, Uruguay y Colombia.

El jurado, compuesto por Francisco Goldman, Isabel Hilton, Edgardo Cozarinsky, Mercedes Monmany, Aurelio Major, Valerie Miles, destacaba ayer de su selección la voz propia de los elegidos. 'Es una lista de autores y no de novelas', como dijo Major. Por eso ha sorprendido una selección tan heterogénea, en la que aparecen autores con un libro publicado y otros con carreras consolidadas. 'No me equivoco si digo que todos ellos están por escribir sus mejores libros, por eso, insisto, es una selección de autores y no de libros', aclaró Major.

Neuman: 'La lengua imperial confunde el imperio con la calidad'

La gran aportación de esta publicación a la literatura en castellano no será sólo la lista en sí que ya es criticada por las ausencias como la llegada de 22 autores al mercado anglosajón en su idioma. 'La lengua imperial suele confundir el imperio con la calidad. Esto contribuirá a romper una barrera importante, porque sólo esperan de nosotros una extrema latinidad. Acabará con prejuicios evidentes', explicaba a Público Andrés Neuman, quien destaca el hecho de que Granta haya decidido dar a conocer a escritores en castellano.

Será incluso un descubrimiento para los propios autores seleccionados. 'La verdad es que me dedico a leer a Maupassant. No conozco ni a la mitad de mis compañeros', cuenta humilde Andrés Barba.

'Sus méritos no son considerables', dice Aurelio Major de los autores 'mutantes'

Sin embargo, a la luz de la selección, el jurado se ha decantado por voces más tradicionales. 'Están los nombres más rumbosos que todo el mundo esperaba, pero se han centrado en una literatura más sólida y menos experimental', explicaba Alberto Olmos, para quien no se ha apostado por gente poco conocida ni se han negado a la industria editorial. También echa en falta a escritores mucho más jóvenes.

El más vanguardista del grupo Granta es el argentino Patricio Pron y claman las ausencias: Mario Cuenca, Jordi Carrión o Robert Juan-Cantavella. Todos ellos incluidos en la corriente mutante o generación Nocilla. Y otros fuera de ella como Juan Sebastián Cárdenas. 'Sus méritos no son considerables. Un autor como Carlos Labbé es muy superior', sentenció Major sin pelos en la lengua.

El propio poeta, traductor y editor advirtió a este periódico que 'el criterio empleado ha sido a partir de nuestras arbitrariedades y nuestros vicios cuidadosamente cultivados'. Aclaró que, por encima de todo, han preferido 'no seleccionar lo obvio'.

'A mí me ha extrañado que no aparezca ninguno, creía que estarían todos', comentó Elvira Navarro. 'Creo que el jurado ha optado por alejarse de las corrientes y acercarse a las voces, han apostado por el autor'. Para Pron la selección ha sido tan variada, que no ha respondido a ninguna expectativa, pero a fin de cuentas, como él mismo asegura, 'los buenos libros se escriben allá donde se leen buenos libros'. Si más.

Lejos del debate, John Freeman, director de Granta en inglés, aseguró en rueda de prensa que la clave de estos autores es, precisamente, su atrevimiento: 'El problema de los jóvenes escritores de hoy es que en los talleres uniformizan su escritura. En estos autores no ocurre. Todos se arriesgan muchísimo. Tienen tonos que recuerdan de Murakami a Faulkner', explicó.