Público
Público

El futuro de Iberia se juega en Londres

La cúpula de IAG celebra un consejo de administración con las negociaciones sobre el plan de ajuste de la aerolínea española como telón de fondo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La de este jueves será de nuevo una jornada clave para los trabajadores de la mayor aerolínea española. La cúpula de IAG –resultado de la fusión de British Airways e Iberia y cuya sede corporativa está en Londres– se reúne en consejo de administración que tendrá como telón de fondo el plan de ajuste que pretende hacer la compañía española. En el aire está saber cómo reaccionará la dirección de la matriz a los últimos movimientos de Iberia después de que fueran los propios trabajadores, a través de seis de los siete sindicatos con representación en la empresa –todos menos el de pilotos que negocia por separado–, los que constataron avances en las negociaciones. Y especialmente algunos de los responsables británicos del holding, a los que no parece haberles sentado muy bien que el equipo de Rafael Sánchez-Lozano contemple ahora un plan menos agresivo para la reestructuración de la compañía. 

El plan de inicial era eliminar 4.500 empleos (un 23% de la plantilla), una cifra que, según fuentes sindicales, la compañía podría estar dispuesta a reducir. En este sentido, la aerolínea parece proclive a estudiar, tal y como quieren las centrales, un plan de reestructuración que se lleve a cabo en los próximos cinco años. De hecho, ese fue el principio de acuerdo al que llegaron el pasado diciembre y que propició que los sindicatos retiraran sus amenazas de huelga. Las centrales, que creen que la negociación está 'encauzada', esperan que este encuentro no la perturbe y provoque algún tipo de bloqueo. 

'Esperamos que los consejeros españoles transmitan a la cúpula de IAG la buena predisposición de los sindicatos. Los avances pasan ahora por que se respeten los acuerdos de fusión, según los cuales durante los primeros cinco años cada compañía puede manejar con independencia sus relaciones laborales', señalan fuentes sindicales. No obstante, advierten de que si tras el Consejo de Administración el ambiente 'se enrarece' y, por tanto, cambia la voluntad negociadora de la compañía, no tendrán más remedio que provocar movilizaciones. 

Según estas mismas fuentes, la compañía parece ahora 'compartir' algunos de los puntos de la propuesta sindical de los trabajadores. Entre ellos, la prórroga hasta 2015 del ERE en vigor, pactado hasta 2013, con el objetivo de que los trabajadores afectados por el actual plan de reestructuración pudieran entrar a formar parte de este expediente. Los trabajadores también consideran 'necesario' que el negocio de Iberia Express pase a ser un producto de Iberia Operadora. Como contrapartida, aseguran, están dispuestos a 'hacer los esfuerzos necesarios' para garantizar el futuro de la empresa. Y proponen congelación salarial hasta 2015, renuncia a la consolidación de la desviación del IPC de 2012 sobre el 2% o congelación de la antigüedad hasta 2015, entre otras medidas. 

Por otro lado, representantes del sindicato de pilotos Sepla también se han reunido con la compañía en las últimas semanas, aunque estos encuentros han acabado sin avances reseñables. La aerolínea no se ha pronunciado sobre la última propuesta de este colectivo, que ofrece una reducción salarial del 26% que vendría de la suma de un recorte del 10% en los sueldos de todos sus pilotos –unos 1.400– y una congelación salarial del 16% hasta 2015. Asimismo, propone una reducción del 50% del salario para los nuevos pilotos que se incorporen a la plantilla, además de incrementos de productividad del 10% para toda la red y del 15% para el corto y medio radio.

DISPLAY CONNECTORS, SL.