Publicado: 22.02.2014 13:18 |Actualizado: 22.02.2014 13:18

El G-20 busca fijar un objetivo de crecimiento para la economía mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales de los países que forman el G-20 buscan en Sídney fijar un objetivo de crecimiento para la economía mundial. Australia busca un compromiso de crecimiento por encima del 3,7% previsto para este año, aunque no se ha logrado cerrar un consenso en torno a la cifra que debe marcar ese objetivo, ya que aún es "materia de discusión" en la reunión.

En un borrador del comunicado final que circula desde el viernes, aunque el documento oficial se cerrará el domingo, figuran las intenciones de aumentar este crecimiento "en al menos un 2%" en el próximo lustro. Una proyección en línea con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que recientemente consideró que la implementación de una serie de reformas agresivas podría aumentar el crecimiento mundial en un 0,5%.

Para el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, "es posible ampliar el crecimiento en un dos por ciento en los próximos cinco años" con la debida coordinación de las reformas estructurales. Francia está dispuesta a apoyar iniciativas que favorezcan "la cooperación entre los países del G-20 para incrementar el crecimiento de la mano de reformas estructurales a los niveles de cada país", lo que no significa que todos ellos ejecuten planes "idénticos".

Por su parte, el secretario general del Tesoro de España, Iñigo Fernández de Mesa, aseguró hoy que el G-20 estudia una posible implementación a nivel global de las reformas que se aplicaron en España para salir de la crisis. "Se está analizando la posibilidad de tener iniciativas como España, pero a nivel global", dijo Fernández de Mesa. "España es un buen ejemplo de cómo las reformas estructurales tienen un impacto positivo en el crecimiento" y que además pueden tener impacto en países terceros, indicó el portavoz español, quien asegura que la experiencia en España demuestra el éxito de "las recetas" aplicadas en los últimos años para afrontar la crisis.

El tesorero australiano también instó a los bancos centrales del G-20 a mejorar su comunicación en torno a los cambios de sus políticas para evitar "sorpresas" entre los países emergentes, en referencia al impacto de la reducción del estímulo monetario de la Reserva Federal de EEUU, uno de los temas candentes de la cita. En este sentido, Fernández de Mesa pidió "tranquilidad" al descartar que España se vea afectada por esta situación que repercute con mayor incidencia en los mercados emergentes, aunque "no se espera" que la reducción del estímulo "tenga impactos significativos". Esta semana, el FMI recomendó a las economías avanzadas evitar una "prematura" salida del estímulo monetario y destacó que esta volatilidad, que ha provocado la depreciación de las divisas de Turquía, Sudáfrica, Argentina o Indonesia, se debió a "una confluencia de factores".

Además de los pasos para mejorar la economía mundial y crear mayor empleo, la reunión del G-20 de Sídney también analizará reformas financieras, medidas fiscales para evitar la evasión de impuestos y la reforma del FMI.

Entre los participantes a la cita en Sídney del G20 también se cuenta a la directora del FMI, Christine Lagarde; el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim; el ministro de Economía de España, Luis de Guindos; aunque faltan, entre otros, los titulares de México y Brasil. EFE