Público
Público

El G-8 movilizará 15.000 millones en la lucha contra el hambre

Zapatero anuncia que España aportará 500 millones más para reforzar los programas de nutrición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los países reunidos en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G-8 en la ciudad italiana de L'Aquila se han comprometido a movilizar al menos 20.000 millones de dólares en tres años para combatir el hambre y garantizar la seguridad alimentaria.

Esto es lo que se desprende del borrador del documento final sobre seguridad alimentaria de la cumbre, en el que se explica que los países reunidos invertirán esa cantidad a través de 'una estrategia coordinada e integral, centrada en el desarrollo sostenible de la agricultura'.

El compromiso sobre seguridad alimentaria, promovido por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hace especial énfasis en que las iniciativas se lleven a la práctica de manera 'sostenible' y subraya la importancia de estimular 'el sector privado' en los países receptores de ayuda.

En el texto se plasma además la necesidad de acompañar la asistencia alimentaria con la 'expansión del empleo' y las políticas de apoyo a 'minifundistas, mujeres y familias' para diseñar una política global de asistencia.

El documento que tendrán que firmar los países participantes en este último día de la cumbre del G8, que concluye hoy después de tres jornadas de reuniones, hace referencia al cambio climático y recomienda la 'gestión sostenible del agua, la tierra, el suelo y otros recursos naturales'.

Por otro lado, subraya que la asistencia sanitaria y la educación contribuirán 'a la productividad y el crecimiento económico', que traerá como consecuencia, asegura, una mejoría mayor de la nutrición y la seguridad alimentaria en los países pobres.

Los países reunidos en L'Aquila se comprometen, según el borrador del documento final sobre seguridad alimentaria, a 'aumentar las inversiones para el desarrollo de la agricultura', ya que ésta beneficia 'directamente a los más pobres'.

Además, el documento recoge el rechazo al proteccionismo y a 'las distorsiones comerciales', para evitar que se alcen nuevas barreras al comercio y a la inversión.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció este viernes en la reunión del G-8 dedicada a la seguridad alimentaria que España aportará 500 millones de euros más en los próximos cinco años para reforzar los programas de nutrición, principalmente los infantiles.

Estos 500 millones se unirán a los 1.000 millones de euros que el Ejecutivo español comprometió en enero para apoyar proyectos de desarrollo agrícola y seguridad alimentaria durante el próximo lustro.

Zapatero intervino en la inauguración de la reunión del G-8 en L'Aquila junto al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi; el presidente estadounidense, Barack Obama; el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; y el presidente ruso, Dmitri Medvédev.

Además, los países más ricos y los estados africanos representados en la cumbre del G-8 de L'Aquila aprobaron este viernes una declaración para ampliar el acceso al agua y a la higiene, basado en el principio de responsabilidad compartida, según dijo una fuente del Gobierno italiano.

Los países firmantes del documento se comprometen a movilizar recursos para el sector del agua en África y a definir un plan de inversiones en ese campo.

El hoy firmado es el tratado de asociación más fuerte entre África y los países del G-8 para ampliar 'el acceso al agua y a la higiene pública', basado en el principio de 'responsabilidad compartida'.

Se trata del primer acuerdo que alcanzan los países ricos del G-8 y los países africanos sobre los problemas del agua.

Los países ricos del G8 se comprometen a ayudar en 'el desarrollo de planes nacionales hídricos en África, a mejorar la coordinación con las instituciones donantes en el continente y a mejorar el funcionamiento de las inversiones en la gestión del agua'.

El documento emplaza a los firmantes a la reunión Africa Water Week, que se celebrará el próximo mes de noviembre en Suráfrica, para revisar los avances en la gestión del agua del continente africano.

Los países firmantes muestran en el texto su compromiso con el sector del agua, como vía para promover la 'dignidad humana' y 'reducir el sufrimiento asociado con la mortalidad infantil' en África.

El documento también recoge la voluntad de fortalecer la colaboración del G8 en África.

Asimismo, también aprobaron un acuerdo para el combate conjunto del crimen y la piratería en Africa.

En el documento se reafirma el compromiso de los firmantes con la 'promoción de la paz y la seguridad' en la lucha contra 'el narcotráfico en las costas del Africa Occidental, el lavado de dinero y el terrorismo en todas sus manifestaciones'.