Público
Público

Gabilondo ironiza sobre las "teorías de la miopía" del PP

Críticas al Gobierno valenciano por su rechazo a los ordenadores del Plan 2.0

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, lamentó este martes que la Generalitat Valenciana rechace más de 11 millones de euros del programa Escuela 2.0, que surtirá de ordenadores personales a niños de entre 10 y 13 años. El Ejecutivo valenciano (PP) anunció el lunes su rechazo al plan y argumentó que las pantallas de las computadoras, de 10 pulgadas, 'podrían generar miopía' a los alumnos.

Gabilondo ironizó sobre la decisión de la Generalitat al asegurar que respeta 'las teorías de la miopía de cada cual', pero recordó que 14 comunidades autónomas se han sumado ya al plan o lo harán en breve. Sólo los gobiernos regionales de Valencia, Madrid y Murcia (feudos del PP) han rehusado el plan Escuela 2.0.

El rechazo valenciano, que comunicó el conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, se basó en un informe de la Fundación Oftalmológica del Mediterráneo, que ayer evitó pronunciarse sobre las repercusiones de su informe médico y derivó las consultas sobre éste directamente a la Conselleria de Sanitat.

Fuentes cercanas a la Fundación afirmaron, no obstante, que las firmantes (las doctoras Amparo Navea e Isabel Cid), 'se sienten molestas por la lectura alarmista y el uso partidista' del documento. La Confederación Gonzalo Anaya, que agrupa a asociaciones de padres y madres de Valencia, mostró ayer su 'indignación por que los escolares se queden sin tecnologías'.

En la misma línea se pronunciaron este martes tanto la oposición como varios expertos. El vocal de la Sociedad Valenciana de Oftalmología, Ricardo Campos, tildó de 'bobada y de barbaridad científica' la tesis de la miopía que sostiene el conseller.

Según Campos, esta deficiencia visual tiene un origen genético que suele manifestarse y aumentar durante la edad escolar, porque es cuando 'crecen los ojos, como también las manos, los pies y el resto del cuerpo'. En ese sentido, señaló que no existen 'estudios tajantes que relacionen miopía y uso de televisores u ordenadores, por muy pequeñas que sean sus pantallas'. Y se preguntó si Font de Mora 'realizará un llamamiento a los padres para que prohíban a sus hijos videojuegos y móviles, cuya dimensión es mucho menor a la de un portátil'.

Font de Mora se dio a conocer por su empecinamiento en que Educación para la Ciudadanía se impartiera en inglés los tribunales tumbaron su iniciativa y por introducir en las aulas el chino mandarín. Font de Mora se enfrenta a una fuerte oposición de la comunidad educativa, que en los últimos meses ha reunido en dos ocasiones a miles de manifestantes en su contra.