Público
Público

Una galaxia muy, muy lejana conquista Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Bajo la atenta mirada de dos 'stormtroopers', aficionados con corazón de sith y de jedi entran en el Centro de Arte Canal para ver las más de 200 piezas procedentes los rodajes de las seis películas de la Guerra de las Galaxias seleccionadas por el mismísimo George Lucas, padre de la saga.

La muestra, que ha pasado por países europeos como Portugal, Reino Unido y Suecia, disfruta en Madrid de un montaje a medida que recrea el interior de una nave del imperio, siempre ambientada con la banda sonora de John Williams.

Precisamente las naves espaciales -incluyendo la vaina con la que competía Anakin Skywalker en "La amenaza Fantasma" -, están entre los objetos preferidos por los visitantes, junto con los trajes y piezas originales, las maquetas y las hojas de 'storyboard', algunas de ellas dibujadas por el propio Lucas, creador de una historia ocurrida hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana.

En una afición que no entiende de edades, la muestra recibe visitantes que peinan canas y otros con carritos de bebé. Algunos llevan niños lo bastante mayores como para disfrazarse, y los que aún no habían nacido cuando se estrenó la primera entrega de la saga, en 1977. Aquí, las divisiones se hacen más bien entre los que se hacen la foto con Darth Vader y los que prefieren hacerlo con Yoda.

"Yoda" afirma sin dudar Tony Valdo, de 36 años, que se aseguró de que su viaje desde Miami coincidiera con la exposición.

"Darth Vader es el 'boss'", aseguraron a su vez un grupo de amigos de entre 35 y 40 años, también en viaje de trabajo.

A un lado o a otro de la fuerza, aquellos dispuestos a desprenderse de un riñón pueden hacerse con su propio sable láser (140 euros) en la tienda de la exposición, que estará en Madrid hasta el 15 de marzo y que tuvo un éxito inmediato desde su inauguración el pasado sábado.

TRAJES DE REINA Y DE JEDI

Entre las piezas de vestuario, además del vestido de reina de Padme Amidala, el modelito de bailarina que lleva Leia cuando cae en manos del cruel Jabba el Hutt y la sacrosanta túnica de Jedi, está el traje de Chewacca, uno de los preferidos de los niños.

Complementando las vitrinas hay 64 paneles informativos y una serie de vídeos que explican, planeta a planeta, cómo se pasa del guión y el poliespán a las batallas espaciales y los extraterrestres.

los malos, aunque luego hagan visitas a la planta infantil de un hospital - y la Rebel Legion - los buenos - colaboraron con el centro llevando sus trajes y mezclándose entre las piezas.

A ellos se sumaron otras asociaciones y, cómo no, los espontáneos disfrazados de rigor.

Uno de los miembros de la Legión 501, el TK4002, el bilbaíno Manu Gómez, estaba de nuevo el miércoles en la exposición. ¿Cuántas veces va a verla?

"No muchas, porque vivo en Bilbao", comentó este 'stormtrooper' de 39 años. ¿Que cuántas son muchas? "Cuatro o cinco".