Público
Público

Galiardo dice que los políticos emiten sonidos de mamíferos más que de humanoides

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El veterano actor Juan Luis Galiardo cree que el don más precioso de un actor es ser transmisor del buen uso de la palabra, de ahí que considere que los políticos emiten sonidos de mamíferos más que de humanoides, ya que a su juicio, hablan sin pensar ni sentir.

Galiardo (San Roque, 1940) interpreta estos días en el Teatro Romano de Mérida al ciego Tiresias en "Edipo Rey", la tragedia clásica de Sófocles, versionada por José Fernádez y dirigida por Jorge Lavelli, en la LIV edición del Festival emeritense.

El actor, en una entrevista con EFE, ha aconsejado a los parlamentarios españoles que acudan a un psicoanalista, porque según dicen sus psiquiátricas, el uso inadecuado de la palabra es el comienzo de la locura.

Se define como un cachondo mental y bromista, pero en esta ocasión habla en serio, los políticos, en su opinión, lo único que hacen es lanzar titulares "a lo loco" y confusos para la sociedad, en lugar de buscar soluciones reales sobre la crisis económica.

Galiardo ha propuesto elaborar una octavilla de ocho a diez páginas con todas las razones de la crisis, aunque piensa que "vivimos en una sociedad capitalista, donde los ciudadanos hablan de perder porque sus ganancias son tropélicas y abusivas".

El actor, que ha visitado cinco veces Mérida a lo largo de los 75 años de la historia del certamen, ha considerado que el Teatro Romano es el marco idóneo para representar cualquier espectáculo, porque dispone de la grandeza de la obra del hombre y la miseria incomparable.

Por ello, cree que la representación del mito "Edipo Rey", mediante un escenario desnudo, no eliminará el paso del tiempo en esas "hermosas piedras".

En cuanto a su papel del ciego Tiresias, ha asegurado que es un personaje rotundo, que con cláusulas propias de un sabio emitirá la verdad a Edipo Rey, interpretado por Ernesto Alterio, aunque el éste está "encaprichado" en escuchar la mentira, y le tildará de loco.

Con la boca llena de jamón ibérico de la tierra y zumo de naranja recién exprimido, Galiardo se lanza a emitir uno de sus consejos a Edipo: "he aquí te digo, tu aunque tienes vistas no ves cuales son tus males, ni donde habitas, ni con quien compartes la morada ¿sabes acaso de dónde procedes?".

Tras esta pequeña interpretación, ha señalado, emocionado, que se dedica al teatro como terapia emocional, porque le ayuda, junto con técnicas de respiración profundas y sonoras, a vivir el presente y no el pasado.

"Mérida es un lugar muy importante para mí, porque a 50 kilómetros se encuentran los cadáveres de mis padres, y con ellos, toda mi infancia", y actuar "en mi tierra es homenajear a mi infancia, sin pensar en el dolor que me causó la muerte de mi madre", ha agregado.

Para Galiardo, uno de los personajes que más le ha marcado a lo largo de su carrera artística ha sido Don Quijote, no porque fuera quien le lanzó a la fama, sino porque es un personaje al límite "como me gustan a mí".

En su opinión, el canon digital debería ser explicado mejor, y "no hacer delincuentes a los que no lo son pero subrayar quienes lo son".