Público
Público

Gallardón, CCOO e IU estudian llevar a Aguirre a juicio

La Asamblea General de Caja Madrid vota el 23 de marzo los nuevos estatutos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La guerra por el control de Caja Madrid sigue sumando batallas. Y la pelea es cada vez más cruenta. El Consejo de Administración de la caja aprobó ayer someter a votación de la Asamblea General de la entidad financiera los estatutos que le ha impuesto la Comunidad de Madrid. En ellos se prohíbe de facto a Miguel Blesa presentarse a la reelección como presidente y se reduce sustancialmente la representación del Ayuntamiento de Madrid de Alberto Ruiz-Gallardón. Pese a aceptar 'por imperativo legal' este texto, dos tercios del Consejo -todos menos los representantes del Gobierno de Esperanza Aguirre y tres de los cuatro del PSOE- mostraron su oposición frontal por entender que es 'anticonstitucional, innecesaria, no consensuada, con carácter retroactivo ilegal y una grave injerencia política', según fuentes del Consejo.


Ante tanta oposición, es probable (pero no seguro porque ahora empieza la guerra de despachos) que la Asamblea de la caja rechace los estatutos y que después la Comunidad opte por imponerlos. Llegados a ese punto, el Ayuntamiento de Madrid, IU y CCOO podrían recurrir ante los tribunales esos estatutos. Sería la vía para que los jueces declararan ilegal e, incluso, inconstitucional la Ley de Cajas de Esperanza Aguirre, ley con la que la Comunidad incrementaría sustancialmente su poder en la caja.