Público
Público

Gallardón rebaja "el interés de los madrileños"

Exigió más representación del Ayuntamiento en Caja Madrid y ahora le basta la presidencia de Rato para retirar el recurso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La posibilidad de que Rodrigo Rato presida Caja Madrid ha hecho que el Ayuntamiento de la capital borre de un plumazo su malestar con la representatividad que los madrileños tendrán en los órganos de gobierno de la entidad. Hasta el punto de estar dispuesto a quitar el recurso judicial que tenía paralizado el proceso electoral.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró ayer que el acuerdo para que el ex vicepresidente del Gobierno ocupe la presidencia de Caja Madrid ya garantiza la suficiente representación de los madrileños en la cuarta entidad financiera del país. Por ello, anunció que retirará el recurso contencioso-administrativo presentado contra el reparto de los consejeros 'en cualquier momento', cuando 'se formule esa petición', en una poco velada alusión a la dirección nacional del PP.

Gallardón decía en octubre que no era 'un problema de personas'

Todo ocurre casi una semana después de que el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, diese su brazo a torcer y se retirase de la carrera de sucesión cediendo a favor de Rato. El principal argumento del alcalde para explicar este cambio de estrategia fue el de que 'bien está lo que bien acaba'.

Fue a principios de octubre cuando el Juzgado de Primera Instancia número 60 de Madrid decidió paralizar cautelarmente el proceso electoral hasta que se resolviera una impugnación presentada por el Ayuntamiento sobre la forma en que debían repartirse los 64 consejeros generales de la Asamblea que corresponden a la Casa Real, institución que renuncia a ellos. El Consistorio planteaba que, para la distribución de los consejeros, se aplicase la antigua ley de 2003, en base a la cual pasarían en total de los 36 representantes actuales a 45.

'Bien está lo que bien acaba', argumenta el alcalde madrileño

Pero, ahora, el alcalde estima que 'defender los intereses de los madrileños no pasa únicamente por tener dos o tres puestos más en la asamblea general, sino que también depende de la ordenación general de los órganos de gestión'. Se trata, según Ruiz-Gallardón, de algo que con Rato como previsible presidente 'se considera conseguido' porquees 'la persona que propuso el Ayuntamiento junto a la dirección nacional del partido'.

Estas palabras chocan con la tesis defendida por Ruiz-Gallardón el pasado mes de octubre, cuando sostuvo que 'no es un problema de personas sino de que la representación de los madrileños no debe ser disminuida y mi obligación como alcalde es defender a Madrid'.

Por otra parte, el alcalde sigue dispuesto a proteger a Manuel Cobo, su número dos y hombre de máxima confianza. Así, aseguró que este continuará siendo el vicealcalde de Madrid y portavoz del PP en el Ayuntamiento, informa Efe. A su juicio, 'en nada tienen que ver' las razones por las que el PP estudia sancionar a Cobo con la labor de este en el Consistorio. El vicealcalde está suspendido cautelarmente de militancia.