Público
Público

Gallardón y Chacón, los políticos más deseados por los españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No se sabe si es el morbo del puesto que ocupan o su atractivo físico, pero el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, son los políticos más deseados por los españoles, según recoge un estudio difundido el martes.

El informe, realizado para Philips, desvela que los políticos que más triunfan entre la población femenina son Ruiz-Gallardón y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Así, a un 29 por ciento de las encuestadas les gustaría acariciar al alcalde de la capital, mientras que el 26 por ciento preferiría tocar al jefe del Ejecutivo.

En cuanto a las políticas, la que más caricias se llevaría sería Chacón, que obtiene el 31 por ciento de los votos de los encuestados cuando se les pregunta a quién estarían dispuestos a manosear, si tuvieran la oportunidad. Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del PP en el Congreso, sigue a la ministra con 24 de cada 100 personas dispuestas a acariciarla.

En el mundo de la fama, el actor Miguel Ángel Silvestre y Elsa Pataki son los preferidos por los encuestados. El primero recibiría las caricias del 36 por ciento de los entrevistados, mientras que la segunda contaría con las manos deseosas de un 23 por ciento de ellos.

El estudio, que revela las costumbres de los españoles en el ámbito sexual, recoge que el 99 por ciento de los encuestados acude a las caricias como paso previo a las relaciones sexuales. El sondeo fue realizado para Philips, que comercializa un masajeador sensual.

Los datos demuestran el atrevimiento de los españoles al recoger que un 89 por ciento de ellos ha practicado el sexo en su coche, el 73 en el campo, el 70 en una cocina y hasta un 26 por ciento en el cine.

En cuanto al 'soporte' de las relaciones, el 64 por ciento prefiere la cama, y un 14 el sofá. Los lugares con agua como la ducha (11 por ciento) y la piscina (6 por ciento) también triunfan. Tan sólo un uno por ciento de los españoles se atreve a practicar sexo en la calle.