Público
Público

Galliano no recuerda los hechos por su "adicción a las drogas"

El modisto ha afirmado ante el tribunal que le juzga por insultos antisemitas que ha seguido una cura de desintoxicación en Arizona y Suiza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El diseñador de moda John Galliano, procesado por presuntas injurias racistas y antisemitas , aseguró este miércoles ante el tribunal que le juzga en París que no recuerda tales insultos y que su triple adicción al alcohol, los barbitúrico y los somníferos le hicieron perder el control.

El modisto británico explicó que tras el último de los tres incidentes que le han costado dos denuncias y el despido como director creativo de la casa de moda Christian Dior, siguió una cura de desintoxicación en Arizona (EEUU) y en Suiza. 'Aún no me he recuperado del todo, pero estoy mucho mejor', explicó el creador, que se enfrenta a una pena máxima de hasta a seis meses de cárcel y a pagar una multa de 22.500 euros (33.330 dólares).

Galliano no ha negado los hechos que se le imputan pero que, debido a la cantidad de pastillas y alcohol que había consumido, no puede recordarlos. 'Después de la rehabilitación comprendí lo peligroso que era el cóctel', agregó el modisto, que reconoció que bebía regularmente desde que en 2007 perdió a su compañero Steve Robinson y debido al aumento de la carga de trabajo en Dior, que cada vez sacaba más colecciones y líneas de ropa.

El creador de 50 años accedió al tribunal discretamente vestido con un traje oscuro holgado para evitar al centenar de periodistas acreditado.

El pasado 24 de febrero, el modisto fue interrogado por la policía francesa después que una pareja le acusara de hacer comentarios racistas y antisemitas en la terraza del bar 'La Perle', en el céntrico barrio del Marais de la capital francesa, de donde se fue detenido. A raíz de esa denuncia, otra cliente del bar presentó otra denuncia por hechos similares presuntamente acontecidos el pasado mes de octubre. Fue entonces cuando el diario británico The Sun colgó en internet un vídeo no profesional en el que se veía cómo el modisto, al parecer ebrio, le dice a dos mujeres: 'Amo a Hitler, la gente como vosotras estaría muerta y vuestros padres podrían haber sido gaseados en un campo de exterminio'.