Público
Público

Gamón califica de "panfletos" los partes de espionaje de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex director de seguridad de la Comunidad de Madrid Sergio Gamón se desvinculó el lunes de los supuestos seguimientos realizados a altos cargos madrileños del Partido Popular y calificó de panfletos los partes de espionaje publicados al respecto por el diario El País.

"Tengo que negar de primeras que conociera esos partes, nada de nada (...) Son unos panfletos que bajo mi punto de vista no tienen veracidad ninguna", declaró Gamón en la comisión de la Asamblea de Madrid que está investigando esta presunta trama de espionaje.

El diario El Mundo afirmó el domingo que de los nueve partes publicados, tres son falsos, otros tres contienen datos erróneos, y los tres últimos son irrelevantes porque sólo reflejan desplazamientos del domicilio al trabajo o a la sede del Partido Popular y viceversa.

A partir de esta información, el portavoz del Partido Popular, David Pérez, aseguró que toda la historia del supuesto espionaje había quedado desmontada y acusó a PSOE e Izquierda Unida de "seguir alimentando la calumnia".

"Estamos ante un montaje del que habría sido víctima el Gobierno de la Comunidad de Madrid, de Esperanza Aguirre", aseguró Pérez durante su intervención ante la comisión, calificando de "gravísimo" que se haya obligado a esta comisión a reunirse sobre una base que es falsa".

Por su parte, las portavoces de PSOE e IU, Maru Menéndez e Inés Sabanés, respectivamente, afirmaron que el PP pretendía intentar cerrar la comisión y pidieron explicaciones a Gamón durante su período al frente de la seguridad, acusándole de frivolidad y de falta de interés en el caso.

La comisión de investigación comenzó su andadura el pasado miércoles, casi un mes después de su formación a partir de unas informaciones publicadas en enero por El País sobre un presunto espionaje, entre otros, al vicepresidente de la CAM, Ignacio González, y al vicealcalde de la capital, Manuel Cobo.

El periódico señalaba que algunos de los seguimientos los realizaron ex agentes policiales y guardias civiles a sueldo de la Consejería de Interior, algo negado en reiteradas ocasiones por el Gobierno regional.