Publicado: 15.01.2014 14:40 |Actualizado: 15.01.2014 14:40

Gamonal no quiere volver a su "vida amarga" y continuará con las protestas

La vecindad del barrio burgalés suma nuevas reclamaciones a su lucha y se plantea crear un Consejo de Barrio realmente representativo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"¡Vecinos! ¿De verdad queremos volver a nuestras vidas amargas de hace unos días, esos días en los que nos veíamos como desconocidos? ¿O queremos crear algo fuerte?"

La pregunta la lanzó un vecino del barrio de Gamonal esta mañana en la primera asamblea que celebra el distrito después de que el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, diese ayer la orden de paralizar las obras al menos durante quince días. Esa vida amarga a la que hizo referencia era la de un barrio que el Ayuntamiento había marginado, olvidado, la de un pueblo obrero que por culpa de un sistema que les oprime había despistado la unión como forma de éxito.

La consulta, por tanto y pese al interrogante, fue casi una cuestión retórica. La vecindad no va a cesar en su protesta, mucho menos después de asistir a lo que consideran la victoria de una batalla. Una victoria porque no fue Lacalle quien detuvo el reinicio de la construcción del bulevar en la calle Vitoria, sino los vecinos. "Las obras no se paralizaron ayer, estaban así desde el lunes, nosotros estábamos aquí para impedirlo", ha señalado un gamonalero.

Si bien, según afirma Manolo Alonso, un desempleado que vive en el barrio desde hace 30 años y uno de los vecinos que estos días trata de coordinar la protesta , todavía han de establecer concreciones para los próximos días, las demandas fundamentales, las de los reclamos, siguen siendo las mismas: liberación de todas las personas presas, la clausura de las obras -esto es, tapiar el asfalto levantado y restaurar la calle Vitoria- y la expulsión de todos los cuerpos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Burgos.

Por mucho que el vicealcalde de Burgos, Ángel Ibáñez, reitere que las obras "están basadas en una legimitidad democrática", esa democracia no se corresponde con la visión del barrio de Gamonal. "Debería darles vergüenza seguir pensando que el proyecto de un constructor corrupto vaya a seguir adelante", ha declarado otro vecino.

Este hombre, que esta mañana ha ayudado a retirar las barras de hierro y los ganchos en los que se engancharían las máquinas de obra, recuerda además aquello en lo que no se ha dejado de insistir desde la barriada: "Esto no es solo por las obras, sino por muchas más cosas". Pone como ejemplo la guardaría que permanece cerrada "porque no pueden poner poco más de 10.000 euros para arreglar unos desperfectos en los baños".

"Esto no es solo por las obras, sino por muchas más cosas"

Las diversas intervenciones en la asamblea de esta mañana así lo han confirmado: Gamonal quiere más, quiere unos cines, quiere un centro social, quiere recuperar la vida digna que les arrebataron unos pocos. "Ser rico me costó lo vuestro", rezaba ayer una pancarta durante la manifestación nocturna diaria. Entre otras cosas, en el ágora se planteó la posibilidad de recuperar un espacio que consideran suyo, un solar que antes albergaba la obra social de Caja de Burgos, ahora en desuso.

Si acaso lo más importante fue el planteamiento de la creación de un Consejo de Barrio realmente representativo, ajeno a ese al que tantas veces hace referencia el Ayuntamiento y que, según dicen, aprueba las obras.

A falta de que esta tarde acuerden más acciones, en principio han convocado una nueva manifestación hoy a las 19.00 horas que se dirigirá a la Comisaría de Policía con el propósito de exigir la liberación sin cargos de las personas que permanecen presas. Mañana a las 12.00 horas habrá una nueva asamblea y el viernes es muy probable que se manifiesten frente al Ayuntamiento, aprovechando un pleno.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado a Público que son ya cinco las personas que permanecen en prisión con fianza de 3.000 euros. Hubo una sexta persona que ayer pagó la cantidad y pudo salir en libertad condicional. Todas ellas están acusadas de desorden, daño y atentado.

Ya cinco las personas que permanecen en prisión con fianza de 3.000 euros

En total, desde la noche del viernes, han sido detenidas 46 personas: la noche del viernes al sábado fueron arrestadas 17, 16 de ellas mayores de edad (todas en libertad) y un menor que ya ha pasado a disposición de la Fiscalía; la noche del sábado fueron detenidas 23 personas, trece mayores de los cuales dos entraron en prisión (uno pagó la fianza) y el resto fueron liberados, y diez menores que también han pasado a disposición de la Fiscalía; la noche del lunes al martes fueron seis personas mayores de edad las arrestadas. De ellas, dos fueron liberadas y cuatro han entrado en prisión.

Ninguna de las 46 personas detenidas tienen antecedentes por desorden, daño o atentado y todas, excepto dos, que son de una ciudad del sur de España, habitan en Burgos.

La asamblea de Gamonal mantiene activa una caja de resistencia con la intención de recaudar el dinero suficiente para poder pagar la fianza de los presos. "Hay muchos que están en una situación muy precaria, de pobreza, y debemos ayudarles", ha pedido un vecino en la reunión.