Público
Público

Gamoneda pide que no retiren por un tiempo una pintada de cruz gamada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El poeta Antonio Gamoneda ha pedido que no se borre durante un tiempo una pintada con una cruz gamada que tapa una placa con uno de sus versos existente en la casa donde residió en su juventud, para que quede constancia de que aún hay seres en los que anida el rencor y "la crueldad del nazismo y fascismo".

Gamoneda, el escritor Andrés Sorel, el catedrático de literatura Jose Enrique Martínez y el presidente de la Asociación de Periodistas de León, Francisco Martínez Carrión, han participado hoy en un nuevo encuentro del Foro Francisco de Quevedo, instituido por los periodistas leoneses, Paradores de España y la Agencia EFE, en el que se ha tratado sobre el mundo íntimo del poeta.

En este contexto, el premio Cervantes 2006, Antonio Gamoneda, ha denunciado que sobre la placa que se colocó recientemente en la casa en la que vivió de pequeño, con un poema suyo sobre la Guerra Civil, han dibujado el símbolo nazi.

"Todavía hay gente capaz de significar su existencia trazando cruces gamadas", ha lamentado el poeta.

El verso fue colocado por el Ayuntamiento de León sobre la pared de la casa donde residió de pequeño Gamoneda, el número 6 de la calle Doctor Fleming, y hace alusión a un texto sobre los presos que vio pasar durante la Guerra Civil camino a la cárcel de San Marcos, transformado ahora en un Parador Nacional.

En él se alude al sufrimiento de los prisioneros que fueron a aquella cárcel por entonces, de los cuales no vio "regresar a muchos o quizás a ninguno", según ha dicho.

Gamoneda ha pedido a la concejala leonesa de Cultura, Evelia Fernández, presente en el Foro Quevedo, que dejen la pintada durante "una larga temporada".

"Tenemos que permanecer en el conocimiento de que todavía, cercanos a nosotros, minoritarios espero, existen hombres y mujeres cuyo entendimiento de la vida lleva consigo la sinrazón, la crueldad histórica, el entendimiento antidemocrático y antisocial que caracterizaba el nazismo y fascismo", ha argumentado.

En este sentido, el poeta ha invitado a "distinguir entre la conciencia de esos hombres cuyos grafiti son significativos de tan triste manera", y la de aquellas personas que trabajan por mantener a los hombres juntos, y por conseguir que "el mundo sea algo de lo que no tengamos que avergonzarnos".

Ha aludido también a las memorias de su infancia, una obra en la que ha estado trabajando últimamente, que ya ha concluido y que la grapó "definitivamente hace dos o tres días", para entregarla a su agente literario a fin de que se publique próximamente.

Asimismo ha hecho referencia a "Extravío en la luz", un libro que incluye seis poemas inéditos del autor, escritos por la hija de éste, Amalia Gamoneda, además de veinte grabados del ilustrador y poeta Juan Carlos Mestre.

Se trata de una obra, escrita por tres personas y en la que, según el poeta, quizás la aportación menos importante sea la de él.

Por otro lado, se ha pronunciado sobre la clasificación de la literatura en géneros, una circunstancia que, según ha dicho, ha sido "un invento reciente" y que ha servido, no para los que están en situación de aprendizaje, sino al mercado de la literatura".

Ha confesado, por otra parte, que la poesía como "hecho ornamental" no le interesa, y sí como "hecho existencial".