Público
Público

Gana el primer premio de Lotería "gracias" a que le roban cartera

El sorteo se celebró el sábado y el primer premio recayó en el número "02415" con 60.000 euros por décimo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una vecina de Benidorm recibirá el doble del primer premio del último sorteo de la Lotería Nacional, 120.000 euros, 'gracias' a un habilidoso carterista, ya que compró un segundo boleto con el mismo número al que se sumará el robado, después de que el ladrón haya sido detenido.

Según la Policía Nacional y el lotero que repartió el número, esta rocambolesca historia se inició hace justo una semana, el jueves 26 de agosto cuando a la mujer, de unos 70 años, le hurtaron la cartera en una céntrica calle de la ciudad.

Dentro llevaba un décimo del '02415', número que juega semanalmente la parroquia benidormí de Nuestra Señora de la Almudena, de la que es feligresa desde hace más de veinte años.

Al percatarse de que le habían robado 'su' número, el viernes acudió a la comisaría de la Policía Nacional para presentar denuncia y después se dirigió al despacho que suministra habitualmente a la parroquia, el número 2 de la calle Almendros, para conseguir otro boleto con los mismos dígitos.

Allí el lotero, Santiago Alonso, le informó de que, afortunadamente para ella, la parroquia había devuelto ocho décimos, de los que se llevó uno.

El sorteo se celebró el sábado y el primer premio recayó en el citado '02415', con 60.000 euros por décimo y que dejó entre los feligreses y familias de los cursos de comunión 8.940.000 euros.

La familia de esta mujer decidió tratar de localizar el décimo robado para ampliar la denuncia y bloquear el posible cobro, y contactó con la mayoría de los afortunados para tratar de averiguar qué serie y fracción correspondían al que se llevó el carterista.

Con este fin, un hijo de la señora acudió el lunes a la administración de Alonso y mientras hablaba del asunto con el lotero se acercó un joven para comprobar su boleto, y en la pantalla de la máquina apareció el mensaje: 'Enhorabuena, este décimo está premiado'.

Al echar un vistazo a los números, el vendedor inmediatamente se dio cuenta de que, casi con seguridad, era el décimo sustraído y le dijo al presunto carterista, un búlgaro de 24 años, que por favor esperara 'un momentito' y telefoneó a la Policía.

Alonso ha explicado que los agentes tardaron en llegar un cuarto de hora y que, por lo tanto, sin saberlo estuvieron durante ese tiempo en el mismo lugar el hijo de la víctima y el ladrón.

Una vez que llegaron los agentes, detuvieron al ciudadano búlgaro, le requisaron el boleto y le llevaron a comisaría, y ya se ha celebrado un juicio rápido en el que el supuesto carterista ha aducido que compró el décimo en un bar cerca de una iglesia en Elche, tras lo cual ha quedado en libertad por tratarse de un hurto, con la obligación de ir al Juzgado cada quince días.