Público
Público

Los ganadores de la Copa del América prometen reglas justas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El nuevo poseedor de la Copa del América, el equipo estadounidense BMW Oracle, prometió el lunes que la próxima edición de la regata tendrá reglas justas para todos los competidores y árbitros independientes, un día después de ganar una competición que se ha visto entorpecida por largas batallas legales.

que no ha perdido ninguna de sus 17 regatas de esta competición - confirmó que los italianos Mascalzone Latino serán el equipo que les desafíe en la 34 edición de la Copa del América, es decir, serán quienes representen a todos los demás rivales.

Mascalzone Latino compitió en las series entre los aspirantes a desafiador en las ediciones de 2003 y 2007, y es propiedad del excéntrico magnate naviero Vincenzo Onorato, amigo cercano del responsable de BMW Oracle, Larry Ellison.

De acuerdo con la "Deed of Gift", el documento del siglo XIX que regula la competición, los ganadores de la última regata establecen los términos de la siguiente. Coutts señaló que Onorato también esta de acuerdo con introducir árbitros y una gestión independiente, pero que aún no se ha firmado ningún "protocolo" al respecto.

"Creo que es un paso importante para todos los competidores y patrocinadores para que sepan que será una competición justa para todos", afirmó un día después de vencer 2-0 al ganador anterior, el equipo suizo Alinghi. "Una de las formas es tener gente elegida por ambas partes", comentó.

La última edición se ha visto ensombrecida por más de dos años de amargos enfrentamientos legales entre el magnate del software Ellison y el multimillonario de la biotecnología Ernesto Bertarelli, responsable del equipo Alinghi.

MÁS DE DOS BARCOS

Las luchas por quién tenía derecho a acoger la prueba y sobre las reglas de la carrera terminaron en un enfrentamiento poco común entre sólo dos embarcaciones, sin las habituales series entre desafiadores que habían ayudado a llamar la atención del público en los últimos años y atraído equipos de China y Sudáfrica.

Esa diferencia le costó al evento millones de dólares en posibles patrocinios y derechos de emisión. El equipo Alinghi ha admitido que las batallas legales fueron un paso atrás, y el copatrocinador del equipo, el fabricante alemán de coches BMW, ha descrito su efecto como un desastre.

Tanto Coutts como Ellison han prometido que la próxima edición tendrá más de dos equipos.

"Aunque celebramos el pasado y una gran victoria, probablemente es más importante empezar a mirar atrás", señaló Coutts.

Habrá aspirantes de varios países, añadió, señalando que está abierto a la idea de celebrar pruebas clasificatorias para los defensores del título, algo que no se ve desde 1995. Cuestiones como la sede y las fechas de las pruebas no se han abordado aún.

San Francisco, de donde es Ellison, sería la elección natural si hubiera suficiente espacio e infraestructura disponibles, pero existen otras posibilidades tanto en EEUU como en el extranjero.

Los litigios también tuvieron como consecuencia que por primera vez se compitiera con barcos de varios cascos (un catamarán y un trimarán), lo que ofrecía una carrera espectacular pero limitaba las condiciones en las que las frágiles embarcaciones podían competir, provocando largos y frustrantes retrasos.

No se ha tomado ninguna decisión sobre si los barcos de varios cascos, que han costado miles de millones de dólares, competirán de nuevo o se volverá a los más tradicionales monocascos, que abren el campo a una variedad más amplia de competidores y condiciones de regata, apuntó Coutts.