Público
Público

"Ganarán las 17 carreras si Apelación no lo evita"

Alonso, crítico con su Renault, ensalza la mecánica de los Brawn

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La paciencia le ayudó a encontrar el premio. 'Al final con todos los abandonos empecé a ganar posiciones al estilo del año pasado', explicaba Alonso, antes de que la descalificación de Trulli le regalara el quinto puesto. 'De estar noveno sin ninguna posibilidad de llegar a los puntos a pocas vueltas de la carrera acabé sexto gracias a los abandono. Tuve mucha suerte y sin ella nunca podría haber acabado por delante del décimo'.

Sin embargo, aunque el asturiano primó la moraleja -'Al final, Ferrari se va con cero; BMW, con cero, y en McLaren, sólo Hamilton tiene un punto o dos más que yo. O sea que entre los favoritos casi que he sacado yo más puntos que nadie'- sí comenzó con esa autocrítica que tan poco gustó en McLaren-Mercedes.

'Sabemos que tenemos que mejorar. Esto no es lo que queremos. Íbamos demasiado lentos, incluso en la primera parte de la carrera tenía problemas para seguir al Force India de Fisichella y eso no es una noticia'

'Pero yo creo que el de Australia era uno de los peores fines de semana de la temporada para nosotros, en un circuito muy bacheado, con mucho viento, dos cosas que a nosotros en particular nos afectaban bastante'.

Unas condiciones que no influyeron en absoluto a los Brawn. Sobre el doblete de la escudería debutante, Alonso se mostró categórico. 'Están a otro nivel. Entonces casi que es difícil tenerlos en cuenta. Si siguen así y el 14 de abril, cuando se reúne la Corte de Apelación, no decide nada, pues se supone que ganarán las 17 carreras'.

Con esta realidad, el asturiano piensa que la mejora de su Renault debe servir para ser el más competitivo entre las escuderías clásicas. 'Contando con que Brawn juega en otra división, pues tenemos que centrarnos en los demás y para nosotros son los equipos grandes, Ferrari, BMW y McLaren'.

El anonimato de Button

Jenson Button, sin embargo, no perdió la perspectiva entre los halagos del pitlane. 'Han sido unos meses traumáticos para todos nosotros, por lo que tengo que dar las gracias a todo el equipo'.

El inglés es consciente de lo que supone su segundo triunfo en la Fórmula 1. Primero, esa estabilidad que los antiguos Honda nunca manejaron con éxito. Después, salir de un anonimato que tanto a él como a Barrichello les había hecho caer en el olvido.

'Creo que siempre parece más fácil de lo que es. Las primeras vueltas de la carrera fueron muy buenas para mí y he podido mantener un buen en un ritmo, pero cuando salió el coche de seguridad me tuve que esforzar para conseguir que los neumáticos se mantuvieran calientes'.

La degradación de los slicks fue la última preocupación de Barrichello tras una salida que le obligó a la remontada. 'Nunca pensé que podría terminar en el podio después de la salida. Pulsé el botón de anticalado del motor y el coche se quedó en punto muerto y, aunque me di cuenta rápidamente, cuando arranque no iba al mismo ritmo que el resto. Además, en la primera curva, fui golpeado por detrás por un McLaren, me atravesé y a la vez di a Webber. Pensé que el coche se habría roto en ese golpe, pero sobrevivió bastante bien'.