Público
Público

García Lorca y los poetas españoles del 27 defienden su vigencia en la FIL

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La generación de Lorca y Alberti, los poetas españoles del 27, recibieron hoy un sentido homenaje en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), que reivindicó los "muchos caminos" que los mantienen vigentes.

"Ochenta años después es raro al poeta español que se le pregunta por sus referentes y que no mencione tres, cuatro o cinco de sus integrantes", dijo en el acto el crítico Julio Neira.

Junto con tres poetas de la España actual, Luis García Montero, Rafael de Cózar y Josefa Parra, analizó la eternidad conseguida por la cosecha de autores surgida en la España que todavía no sabía, pero sospechaba, de la Guerra Civil que se avecinaba y que se preñó de vanguardia, exilio, surrealismo y otros matices.

"En poesía no hemos tenido un cambio de era, así como ellos sí lo compusieron frente a la poesía del XIX", apuntaló Neira. "En pocos años condensan todos los debates estéticos", secundó García Montero.

La multiplicidad de senderos literarios que conforman esta generación, con nombres como Luis Cernuda, Pedro Salinas, Vicente Aleixandre, Rafael Alberti y Federico García Lorca, mantiene vivo el interés de los lectores y forja a los poetas contemporáneos.

"Hay una pluralidad de voces, son poetas muy diferentes entre sí", siguió Neira, para quien cada autor es asimismo muy diferente según se le contemple en una etapa u otra de su obra, por lo que la variedad estética y de significación es aún más extensa, si cabe. "Hay muchos Albertis", puso como ejemplo.

"Mis primeros poemas son poemas poseídos por García Lorca, flotaba mucho aún esa herida en el ambiente", reveló García Montero sobre cómo le impactó el recuerdo del asesinato del genio durante la Guerra Civil.

García Montero recordó también con afecto la influencia que tuvo sobre él el regreso de Alberti del exilio y elogió la vitalidad del poeta, "que todavía en el 82 escribiendo un libro tenía que buscar un lenguaje nuevo para expresarse".

Otro de los autores presentes, Rafael de Cózar, destacó el nacimiento andaluz de muchos de los maestros de esta generación y le explicó al público, de una forma muy sui generis, por qué muchos eran surrealistas.

"Ustedes no conocen Cádiz ni sus carnavales, pero si los conocieran, entenderían por qué son surrealistas", bromeó.

Antes del 27 se hacía en España "una poesía bastante pacata", analizó por su parte Josefa Parra, quien ensalzó a esta generación por "aprender que la poesía podía estar llena de carne".

"No había que escoger entre lo espiritual y lo carnal, era una mezcolanza sana", añadió la poetisa.

Para finalizar el acto, los cuatro autores recitaron varios poemas de los maestros del 27, algunos de ellos de memoria. García Montero, precisamente, se atrevió con "La aurora", de García Lorca, y De Cózar eligió una pieza dedicada a México por Rafael Alberti.

La FIL, que celebra este año su vigésimo tercera edición, está considerada el mayor certamen editorial de las letras hispanas. En esta ocasión, discurre del 28 de noviembre al 6 de diciembre y ha congregado a cerca de quinientos escritores, así como a cerca de 2.000 casas editoras.

La edición de 2008 atrajo a 600.000 visitantes, una meta que espera superarse este año, en el que la invitada de honor es la ciudad de Los Ángeles. En 2010 lo será la región española de Castilla y León, como cuna del español.

El Nobel de Literatura de 2006, el turco Orhan Pamuk, el peruano Mario Vargas Llosa y el poeta mexicano José Emilio Pacheco son los nombres que más destacan en el panorama de la FIL de este año.

Particularmente Pacheco, que se despertó el lunes con la noticia de que le había sido concedido el Premio Cervantes 2009, lo que convirtió su paso posterior por la feria en un baño de masas tras otro.