Publicado: 30.03.2014 08:56 |Actualizado: 30.03.2014 08:56

García Vilanova, un respetado fotoperiodista bélico que rozó el Pulitzer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fotógrafo "freelance" español Ricardo García Vilanova, liberado tras meses de cautiverio en Siria, es un acreditado reportero gráfico, muy reconocido en medios internacionales, aunque menos en España, donde hace honor a su reservada modestia.

Acompañado por Javier Espinosa, corresponsal en Oriente Medio del diario El Mundo, ambos fueron capturados el pasado 16 de septiembre en un control en Tal Abyad, en la provincia de Raqqa, no muy lejos de Turquía, a donde regresaban tras dos semanas de trabajo escoltados por brigadistas del Ejército Libre Sirio.

Los combatientes fueron luego liberados por los captores.

Pese a que ha cubierto numerosos conflictos para múltiples medios internacionales y ha sido nominado incluso para el premio Pulizter por un diario como The Wall Street Journal por su trabajo en Afganistán ha tenido que combinar el trabajo de fotógrafo con el de camarógrafo.

De hablar pausado y tranquilo, se transforma cuando se trata de acercarse al peligro y al sufrimiento ajeno, ya que ni se arredra ni hace aspavientos.

Al observar cómo trabaja y el resultado uno se ve sorprendido al constatar que en el lugar en el que ha presenciado una escena él ha combinado distintos planos y secuencias para dar cabida a varias en la misma fotografía.

Los tonos que trabaja tal vez puedan resultar oscuros y las posturas de los protagonistas algo escoradas, pero hasta en eso va adelantado.

Aunque es reacio al cumplido fue pionero en acompañar a los primeros rebeldes armados que se enfrentaron al régimen de Damasco con una notable penuria de medios, él y los propios combatientes.

Nacido en la localidad de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) en 1972 se formó como fotógrafo en la Universidad Politécnica de Catalunya y se dedica al fotoperiodismo desde 1998.

Su trabajo ha sido publicado en Life, Newsweek, The New Yorker, Time, The New York Times, The Washington Post, The Wall Street Journal, Los Angeles Times, The Boston Globe o USA Today, entre otros medios.

Sus reportajes han aparecido también en publicaciones europeas como Le Monde, Liberation, Le Figaro, Paris Match, The Guardian, The Daily Telegraph, The Times, entre otras. Y en España, en los diarios El País, El Mundo y La Vanguardia.

Además, ha colaborado con la ONU, Cruz Roja Internacional, Médicos sin Fronteras, Médicos del Mundo y Human Rights Watch.

Combina su faceta de fotoperiodista con la de camarógrafo

Sus grabaciones de vídeo, muchas exclusivas en Siria, han sido emitidas en cadenas de televisión de todo el mundo, entre otras CNN, ITN, Channel 4, Associated Press Television News, Reuters TV, Euronews, Cuatro, TV3, a la vez que otros medios televisivos han reproducido sus fotografías.

Entre otros países y conflictos ha viajado a Haití (2008), Afganistán (2009-2010) y desde 2011 distintos países árabes, pero principalmente como Siria o Libia.

Su trabajo durante el cerco a la ciudad libia de Misrata le valió en 2012 el codiciado premio The Rory Peck Trust junto al periodista Alberto Arce por el reportaje Misrata: Vida o Muerte.

Ese año recibió la mención de honor Prix de la Photographie de Paris (Px3), certamen en el que en 2010 le fue concedido el segundo puesto en foto de guerra, y en 2013 la medalla de oro en ese mismo apartado, por sus fotografías del conflicto sirio.

En 2010, año en el que fue candidato al Premio Pulitzer, recibió una mención de honor en el Global World: Through the lens of Human Rights, por sus fotografías de Afganistán.

En 2012 fue finalista en los Media Awards de la Foreign Press Association de Londres, por el vídeo Syria: Inside Aleppo (CNN).