Público
Público

Las garrapatas desatan la alarma en Turquía

31 personas mueren en lo que va de 2009 por la picadura de estos ácaros. Las autoridades planean soltar miles de perdices para reducir la plaga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de muertes por picaduras de garrapata en Turquía se eleva a 31 en lo que va de 2009, lo que hace temer a las autoridades sanitarias que puede batirse un nuevo récord este año. Así lo informó hoy la televisión privada NTV, en base a informaciones del Sindicato de Trabajadores de la Sanidad Turca.

En este país las garrapatas son portadoras de la Fiebre Hemorrágica de Crimea-Congo (CCHF, por sus siglas inglesas), que produce una mortalidad del 50%, por lo que sus picaduras son altamente peligrosas.

Según un informe del citado sindicato, desde 2002, año en que se comenzaron a publicar estadísticas de estos incidentes, se han registrado 150 muertes por picadura de garrapata, con un número de decesos que ha venido incrementándose en los últimos años.

Así, los casos de CCHF fueron de 6 entre 2002 y 2003, 13 en 2004, 13 en 2005, 27 en 2006, 33 en 2007 y 55 en 2008. Por ello, las 31 muertes en los primeros siete meses de 2009 han encendido las alarmas en el sector sanitario y los medios de comunicación.

La Asociación de Veterinarios Turcos ya había alertado este año de que la población de garrapatas iría en aumento a causa de la 'incorrecta' desinfección de los bosques y zonas verdes, ya que los productos químicos utilizados están provocando la muerte de otros insectos que se alimentan de garrapatas.

Desde el año 2002, cuando se registró la primera muerte por picadura de garrapata en Anatolia Central, el número de estos peligrosos ácaros ha crecido incluso en las grandes ciudades, causando cierto pánico entre la población urbana.

En las provincias de la región de Anatolia Central, donde estos casos se dan con mayor frecuencia, se han comenzado a tomar medidas alternativas a la fumigación química, como la de soltar en la naturaleza miles de perdices, que se alimentan de garrapatas.