Público
Público

Gas Natural aprovecha el auge del 'shale gas'

Firma un gran contrato de suministro valorado en 17.700 millones con la estadounidense Cheniere

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Gas Natural Fenosa no ha dejado pasar la oportunidad de que Estados Unidos haya pasado de ser un importador de gas a exportar este combustible gracias a la revolución del shale gas (yacimientos no convencionales). La empresa española anunció ayer la firma de un contrato de aprovisionamiento de gas natural licuado (GNL), el mayor que ha suscrito hasta la fecha, con la estadounidense Cherniere, que a partir de 2017 suministrará a la gasista cerca de 5 bcm (miles de millones de metros cúbicos) al año, cifra que equivale al 15% del consumo de gas de España.

La materia prima contratada tiene libertad de destino (la gasista podrá embarcarlo en buques de GNL y enviarlo a cualquier país) y el acuerdo, el primero firmado por la empresa para importar gas estadounidense, tiene una duración inicial de 20 años. Esos 5 bcm equivalen a entre 1.200 y 1.500 millones de dólares al año, en función de la cotización internacional del gas, por lo que, durante esas décadas, suponen un mínimo de 24.000 millones de dólares (más de 17.700 millones de euros).

La gasista, muy crítica en los últimos años con las energías renovables por su alto coste, también sigue avanzando en este negocio. Ayer se adjudicó 86 megavatios (MW) en el concurso eólico organizado por el Gobierno de Extremadura, una de las pocas comunidades autónomas que aún no tienen molinos de viento. La Junta ha licitado 65 parques eólicos que suman una potencia instalada de 977 MW. Entre los mayores beneficiarios están la propia gasista, Iberdrola (124 MW) y la constructora Sacyr (174 MW).

Por otro lado, la petrolera Repsol, accionista de referencia de Gas Natural, reafirmó ayer su compromiso de invertir 640 millones de dólares (475 millones de euros) en Bolivia hasta 2014 por boca de su presidente, Antoni Brufau. Todo un alivio para Evo Morales, tras los recientes hallazgos de shale gas de Repsol en la vecina Argentina.

La petrolera celebrará el próximo miércoles la reunión mensual de su Consejo de Administración en la que, previsiblemente, se propondrá un incremento del dividendo de dos dígitos (al menos, el 10%). Una buena noticia para Luis del Rivero, que no parece dispuesto a dimitir como consejero de Repsol pese a que ha sido descabalgado de la presidencia de Sacyr, el primer accionista de la petrolera (20%). Si Del Rivero sigue aferrándose al sillón, tendrá que ser una Junta de Repsol la que le destituya como vocal.