Público
Público

El gas ruso comienza a llegar a Europa vía Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Tanya Mosolova y Pavel Polityuk

El gas natural ruso llegó el martes a Europa a través de Ucrania por primera vez en dos semanas, después de que Moscú y Kiev alcanzaran un acuerdo sobre una disputa contractual que provocó el cese del suministro a unos 20 países europeos.

Eslovaquia y Hungría dijeron que ya han comenzado a recibir gas y Rumanía anunció que iba a empezar a recibirlo, aunque los operadores de los gasoductos dijeron que el flujo podría llegar a otras partes de Europa el miércoles, tras un enfrentamiento que les llevó a racionar el suministro en pleno invierno.

"El gas no sólo está fluyendo en dirección a Europa, sino que está fluyendo a Europa", dijo Alexander Medvedev, viceconsejero delegado del monopolio estatal ruso de exportación de gas Gazprom.

Ucrania también confirmó que estaba recibiendo el gas y añadió que lo enviaría a Europa lo antes posible.

La disputa ha reflejado las tensiones políticas entre las dos antiguas repúblicas soviéticas. Rusia se opone a las aspiraciones de Ucrania de unirse a la OTAN.

Aunque el flujo vuelva a la normalidad, los efectos se seguirán sintiendo. La credibilidad de Rusia como fuente energética, así como la de Ucrania como vía de tránsito, van a ser reexaminadas, y Europa está deseosa de diversificar el suministro para no volver a convertirse en un rehén de disputas locales.

"Esta disputa bilateral ha dañado la confianza puesta en los dos países", dijo la presidencia checa en un comunicado.

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, afirmó que está estudiando adoptar medidas legales.

"No debemos permitir que se nos ponga en esta situación en el futuro. Esto no puede convertirse en un acontecimiento anual. Tenemos que dejar de hablar de seguridad energética en Europa, y comenzar a hacer algo", pidió en una rueda de prensa en Bruselas.

PRECIO

Gazprom dijo que con el nuevo contrato Ucrania va a pagar 360 dólares por 1.000 metros cúbicos de gas en el primer trimestre de este año, el doble de los 179,5 que pagó en 2008.

El precio probablemente bajará a lo largo del año ya que el gas está reduciendo su precio como el petróleo, pero aún así será una gran carga para una economía ucraniana que lucha con la deuda y las fuertes caídas de su moneda.

La primera ministra ucraniana, Yulia Tymoshenko, ha dicho que espera un precio medio anual de entre 230 ó 250 dólares por 1.000 metros cúbicos y que limitarán las compras en el primer trimestre, al tener reservas.

Rusia provee casi la cuarta parte de las necesidades de gas de Europa y bombea el 80 por ciento a través de Ucrania.

El consejero delegado de Gazprom, Alexei Miller, advirtió que si Ucrania se retrasa en los pagos, elevarán el precio y pedirán a Kiev que pague el gas por adelantado, lo que podría hundir la débil economía ucraniana.

Persiste el temor de que las diferencias políticas en Kiev puedan hacer fracasar el acuerdo. Asesores del presidente ucraniano, Viktor Yushchenko, la acusaron de firmar un acuerdo que dañará la economía, pero el propio presidente dijo posteriormente que lo apoyaba.