Público
Público

Las gaseosas dulces aumentan los depósitos de grasa peligrosos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kerry Grens

Un estudio realizado enDinamarca demuestra que beber un litro diario de gaseosa colacomún aumenta la cantidad de grasa en el hígado, los músculos yalrededor de los órganos abdominales.

Esos depósitos grasos elevan el riesgo de desarrollardiabetes y enfermedad coronaria.

"El estudio sugiere que los efectos adversos de las bebidasdulces van más allá del aumento de peso o de la grasa corporal.Es la acumulación de grasa dañina en los sitios equivocados",aseguró el doctor Frank Hu, profesor de la Facultad de SaludPública de Harvard.

El equipo del doctor Bjørn Richelsen, del HospitalUniversitario de Aarhus, en Dinamarca, le pidió a 47 personascon sobrepeso y obesidad que bebieran todos los días un litro deagua, de leche, de gaseosa "light" o de gaseosa cola comúndurante seis meses.

Richelsen explicó que el equipo suponía que las personas consobrepeso u obesidad serían más sensibles a los cambiosalimentarios que aquellas con peso normal.

Al final del estudio, los bebedores de gaseosa cola comúnterminaron con un 25 por ciento más grasa intrabdominal y eldoble de los depósitos grasos en el hígado y los músculos.

Eso, "en la mayoría de los estudios, está asociado con unmayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico, diabetes tipo 2(...) enfermedad cardiovascular y trastornos hepáticos noalcohólicos", explicó Richelsen a Reuters Health.

El síndrome metabólico es un conjunto de factores asociadocon el riesgo de desarrollar diabetes, enfermedad cardíaca yaccidente cerebrovascular (ACV).

El tipo de grasa que estudió el equipo es la llamadaectópica, que sería más peligrosa para la salud metabólica quela grasa "subcutánea", que es la que se acumula debajo de lapiel. El autor agregó que "la grasa ectópica 'no es saludable' einduce la disfunción de los órganos afectados".

Hu opinó que los resultados del ensayo de Richelsencomplementan los ya existentes de estudios previos sobre loshábitos de consumo de gaseosas. "El estudio aporta otra pruebaque respalda la recomendación de reducir el consumo de bebidasdulces", dijo Hu.

La Asociación Estadounidense del Corazón aconseja no bebermás de tres latas de gaseosa por semana, mientras que losvarones jóvenes suelen consumir dos latas por día.

Algunas ciudades y estados de Estados Unidos analizaron laposibilidad de imponer un impuesto a la venta de bebidas dulcespara reducir el consumo. Un estudio realizado en la cafetería deun hospital había demostrado que aumentar el precio 35 centavosde dólar reducía las ventas un 26 por ciento.

El nuevo estudio, publicado en American Journal of ClinicalNutrition, no observó que los bebedores de gaseosas colaengordaran más que los otros grupos.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 28 dediciembre del 2011