Publicado: 14.02.2014 09:10 |Actualizado: 14.02.2014 09:10

Las gasolinas y el tabaco llevan al IPC a una tasa inédita en enero, el 0,2%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España sigue al borde  de la deflación. El Índice de Precios de Consumo (IPC) sigue en el arranque de 2014 la misma senda con la que acabó 2013: en enero bajó un 1,3% respecto al mes de diciembre y redujo una décima su tasa interanual, hasta el 0,2%, su nivel más bajo en un mes de enero desde que comenzó a elaborarse la serie en 1961. Así lo confirmó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este recorte de la tasa interanual de inflación se ha debido al descenso de precios de los carburantes y lubricantes y a la estabilidad de los precios del tabaco, frente a las subidas que experimentaron en enero de 2013.

De esta forma, la inflación anual arranca 2014 en mínimos, igualando la tasa que registró el pasado mes de noviembre. Con el dato del primer mes del año, ya son cinco los meses en los que el IPC interanual se mueve en tasas muy bajas, llegando incluso a marcar una tasa negativa (-0,1%) el pasado mes de octubre.

En tasa mensual (enero sobre diciembre), los precios registraron un descenso del 1,3% durante el primer mes del año, igualando la caída experientada en enero de 2012. Este fuerte recorte de los precios en el primer mes del año es consecuencia, entre otros factores, de las rebajas de invierno en vestido y calzado, grupo que experimentó un recorte mensual de sus precios del 14,9%.

Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) mantuvo su tasa interanual en enero en el 0,3%, mientras que en tasa mensual bajó un 1,8%.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, mantuvo su tasa interanual en el 0,2% en enero, igualando así la tasa de IPC general.

Por su lado, el IPC a impuestos constantes (IPC-IC) se situó en enero en el 0,2%, igual que el IPC general, mientras que su evolución mensual fue del -1,3%.

Pese a que el IPC disminuyó su tasa anual en enero, los precios relacinados con la vivienda se incrementaron más de un punto respecto a diciembre, hasta el 1,1 %, debido a la subida de la electricidad.

Los precios aumentaron en enero en doce comunidades autónomas, lideradas por País Vasco (0,6%), Baleares (0,5%), Galicia (0,4%), Cantabria (0,3%), Castilla y León (0,3%) y Cataluña (0,3%); mientras que se mantuvieron estables en Aragón, Asturias y La Rioja, y marcaron la mayor caída en Navarra (0,4%).

Respecto a diciembre, la inflación interanual disminuyó en la mayoría de las regiones, registrando las mayores bajadas en Navarra (cuatro décimas menos) y Cantabria (tres décimas menos), mientras que Canarias fue la comunidad que más aumentó su tasa (dos décimas más).

En tasa mensual, los precios bajaron el 1,3 %, debido a la repercusión negativa que tuvo el abaratamiento del vestido y el calzado (14,9%) por la campaña de rebajas, del ocio y la cultura (2,1%) por la caída de los precios de los viajes organizados y del transporte (0,5%) por el abaratamiento de carburantes y lubricantes.

También influyó a la baja el comportamiento de las comunicaciones, que se abarataron el 1,5 % por la bajada de los precios de los servicios telefónicos, y del menaje que, con una tasa negativa del 0,8 %, reflejaron la caída de los precios de los artículos textiles para el hogar y los muebles. Por el contrario, el alza del 0,4% de los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas influyeron positivamente en la tasa registrada en enero respecto a diciembre. Esto se debió a la subida de los precios de los pescados frescos, las frutas frescas y los crustáceos y moluscos, y pese al abaratamiento de las legumbres y hortalizas frescas.

Asimismo influyó al alza el precio de la vivienda, que aumentó el 0,5 % en tasa mensual, por el incremento de la electricidad y, en menor medida, de la distribución de agua.