Publicado: 01.10.2014 19:14 |Actualizado: 01.10.2014 19:14

Así se gastaron Rato, Blesa y compañía 15,5 millones de euros en tarjetas de Caja Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 86 altos cargos de Bankia son investigados por la Fiscalía Anticorrupción por gastar de forma irregular por medio de unas tarjetas creadas al margen del circuito ordinario de la entidad, que no se declararon a Hacienda y, por no existir, ni siquiera existía acuerdo para adjudicarlas a sus directivos ni contrato alguno.

Estas "llaves de oro" fantasmas fueron utilizadas para gastos privados. En total gastaron 3 millones de euros en restaurantes, 2 millones de euros en retirada de efectivo y más de 500.000 euros en alimentación, entre otros gastos privados sobre los que la auditoría interna ha concluido que no están justificados ni suponen gastos de representación alguno.

El juzgado central de instrucción 4 investiga a estos 86 directivos de Bankia a partir de dos informes de auditoría interna elaborados por Bankia y remitidos a la Fiscalía Anticorrupción por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El fiscal jefe de Anticorrupción, Antonio Salinas, ha dictado un decreto en el que incoa diligencias por posibles delito societario y de apropiación indebida sobre estos hechos.

Las llaves de oro fantasmas fueron proporcionadas al principio por Caja Madrid a su cúpula y, posteriormente, por Bankia a algunos de sus consejeros y directivos, siempre fuera del circuito ordinario de otorgamiento de tarjetas de empresa de la entidad y bajo la responsabilidad de Ildefonso Sánchez Barcoj, miembro del Comité de Dirección.

Esta práctica, heredada de Caja Madrid, cesó en Bankia un año después en 2012 con la llegada del nuevo presidente José Ignacio Goirigolzarri a la entidad rescatada y el cese de de los titulares de estas tarjetas 'VIP': Rato, Norniella, Sánchez Barcoj y Amat.

Una vez detectada por la auditoría interna de Bankia la existencia de estas cuatro tarjetas, se les requirió que justificaran los gastos vinculados a la entidad y los cuatro directivos devolvieron el dinero gastado.

Los informes detallan los gastos de tarjetas irregulares en dos áreas:

a) 15.249.300 euros cargados a Caja Madrid entre los ejercicios 2003 y 2012.

b) 245.200 euros cargados a Bankia en los años 2011 y 2012. Dinero devuelto a la entidad por los cuatro exdirectivos, según avanzó Expansión que destapó la existencia de esta práctica.

Las tarjetas, business oro y plata, de Caja Madrid estaban asociadas a una cuenta corriente y se liquidaban mensualmente a mano por el área de Contabilidad.

Estos son los gastos de los directivos.

a) Facturación cargada a Caja Madrid: 15.249.300 euros


 

b) Facturación cargada a Bankia: 245.200 euros