Público
Público

Los gastos de los diputados británicos, a la venta

El Gobierno abre una investigación tras las sospechas de que alguien está intentando filtrar a la prensa todas las cuentas de gastos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Cuánto dinero gastan los diputados británicos y en qué lo gastan? Es la pregunta que se hace este martes mucha gente en Reino Unido después de que el pasado día 29 la edición dominical del Mail sacara a la luz la cuenta de gastos de Jacqui Smith, ministra de Interior británica. Pese a que Smith no tiene registrada su casa habitual como primera vivienda, lo que el tabloide resaltó fue la factura de 67 libras por la conexión a Internet de la ministra, que incluía el visionado de dos películas pornográficas.

La polémica ha alcanzado sin embargo otro cariz, después de que Sir Stuart Bell, miembro de la Cámara de los Comunes, denunciará anoche en la BBC que alguien está intentando vender a los medios todas las cuentas de los diputados por 300.000 libras. El Parlamento ha abierto una investigación para descubrir quién está intentando filtrar esos datos a la prensa.

Durante el informativo nocturno del canal dos de la BBC, Bell dijo que 'todas las facturas de los 650 diputados están a la venta por 300.000 libras', a lo que añadió que está seguro de que 'ese precio va a empezar a subir por el interés del tema'. Bell reconoció que tienen una ligera idea no de la persona que está tratando de filtrar los documentos, pero sí de la fuente. 'Probablemente se trate de una violación de la Ley de Secretos Oficiales. Puede haber sido un robo, pero vamos a llegar al fondo del asunto por el interés público'.

Los diputados sospechan que la gente que está detrás de la filtración pretende que los datos aparezcan en la prensa en verano. De momento, la investigación abierta trata de contabilizar la gente que trabaja en el departamento encargado de las cuentas de los diputados y su afiliación política. 'El hecho de que tengan acceso a una información tan detallada es bastante significativo', dijo una fuente del Gobierno laborista a The Guardian.

Sin duda Jacqui Smith va a respirar aliviada una vez que la polémica le ha sacado de todas las miradas. El pasado domingo, su marido hizo una declaración pública reconociendo que él había pagado por esas películas y pidió perdón por el daño que había causado a la imagen de su mujer.

La seriedad del tema hace que los dos partidos mayoritarios hayan preferido no remover más el asunto. Ayer, el líder de los conservadores, David Cameron, dijo no tener intención de abrir una investigación sobre lo que ha pasado con Smith. Sin embargo, seguro que el tema de la no declaración de su segunda vivienda le va a costar más de un ataque. El Parlamento ya está investigando el asunto y sobre eso Cameron sí que dijo que Smith tenía cosas 'a las que responder'.

La ministra de Interior tiene unos gastos anuales de 157.631 libras de acuerdo con las informaciones publicadas por el Mail el fin de semana pasado. Esto, según el tabloide, la coloca en el puesto 132 en cuanto a volumen de gastos se refiere.

Por su parte, el primer ministro británico, Gordon Brown, cerró filas en torno a Smith. Sobre el alquiler de las películas, dijo que 'se trata de un tema muy personal. Ella ya ha pedido perdón, su marido también lo ha hecho y lo mejor que puede hacer es volver a su trabajo'.

La semana pasada el Parlamento aprobó la publicación de las cuentas de los diputados después de las elecciones del próximo año. Sin embargo, es posible que esa publicación se adelante tras los últimos acontecimientos.