Público
Público

Gates reconoce que hace años que EEUU no sabe dónde está Bin Laden

Según un informe del Senado, la descoordinación entre agencias facilitó su huida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Defensa, Robert Gates, reconoció ayer en una entrevista que hace 'años' que Estados Unidos no sabe dónde esta Osama Bin Laden.

Gates confesó lo inconfesable en el programa de la cadena de televisión ABC This Week. 'No sabemos dónde está Osama Bin Laden. Si lo supiéramos iríamos a por él', dijo el responsable de Defensa.

'Si supiéramos dónde está, iríamos a por él', dice el titular de Defensa

Preguntado por la naturaleza de la información de la que disponía el Gobierno, el secretario admitió que no les había llegado nada realmente fiable 'desde hacía años'. '¿Años?' contestó el entrevistador anonadado. 'Eso creo', añadió Gates.

El secretario desmentía así noticias difundidas la semana pasada por la BBC, según las cuales un detenido en Pakistán asegura que Bin Laden halló refugio temporal en Ghazni, en el este de Afganistán, en enero o febrero de este año.

El paradero del hombre más buscado de Estados Unidos, del que no se sabe casi nada desde los atentados del 11-S, ya ha sido objeto de investigación. El Comité de Relaciones Internacionales del Senado publicó un informe a finales del mes pasado en el que detallaba la falta de coordinación de los distintos servicios de información durante los mandatos del presidente George W. Bush, desde que Bin Laden escapara de las montañas de Tora Bora, en el este de Afganistán, a finales de 2001.

Aparte del obvio fracaso que supone la admisión de Gates, encontrar al líder de Al Qaeda también se ha convertido en un serio problema a la hora de coordinarse con Pakistán, país que el presidente Barack Obama ha puesto en el centro de su nueva estrategia en la zona. Islamabad niega que el terrorista se encuentre en las áreas tribales paquistaníes bajo control talibán.

Pakistán niega que el terrorista se halle en las zonas bajo control talibán

El responsable de Defensa también volvió a explicar que julio de 2011, la fecha propuesta el martes por Obama para iniciar un repliegue paulatino en un discurso en West Point en el que anunció el envío de 30.000 nuevos soldados estadounidenses a Afganistán, no era 'una estrategia de salida', como tanto criticaron los republicanos, sino el inicio de 'una transición' de poderes a los responsables de seguridad afganos.

Gates comparó la escalada militar propuesta por Obama con la realizada en 2007 en Irak, con la que se consiguió controlar a los insurgentes. La transferencia de responsabilidades, aseguró el secretario de Estado, 'se hará de la misma manera: gradualmente y sujeta a las condiciones sobre el terreno, provincia por provincia, distrito por distrito', una decisión que no tomará Washington, sino los mandos 'militares sobre el terreno'.